Apenas el pasado 31 de enero fue aprobada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) la metodología de HR Ratings para calificar la emisión de bonos verdes. La valuadora mexicana ya está lista para, este mismo año, calificar tres de estos instrumentos.

Sin que haya negociación alguna, la agencia podría calificar los tres primeros bonos verdes este año, ya que según información de la consultoría KPMG, hay tres empresas del Índice de Sustentabilidad de la Bolsa Mexicana de Valores que se encuentran en pláticas para realizar la primera emisión de un bono verde.

Roberto Ballinez, director ejecutivo senior de Finanzas Públicas e Infraestructura de HR Ratings, reconoció que hoy no tiene nada sobre la mesa, no hay una asignación o proyecto que trabajar, aunque no descartan que pronto se dé la primera calificación, ya que el mercado se activó con los bonos verdes emitidos por Nafin y el gobierno de la Ciudad de México.

Jesús González, socio de cambio climático de KPMG, indicó que cuando se habla de tres emisoras que tienen posibilidades de emitir un bono verde, de inicio puede parecer que no son tantas, pero se podría tratar de las empresas grandes.

Empresas con una demanda de temas sociales y ambientales mayores se ven obligadas a tomar acciones no sólo de cumplimiento, sino que se dan cuenta de que estos instrumentos se han convertido en algo necesario y valioso para seguir jugando en esas ligas , comentó González.

Ballinez enfatizó que HR Ratings ya tiene la posibilidad de emitir esta etiqueta y el mercado podrá considerarla para su toma de decisiones en cualquier momento.

Evaluación en dos partes

La Metodología de Calificación de Bonos Verdes (MCBV) de HR Ratings incorpora criterios reconocidos internacionalmente como los Climate Bonds Standard desarrollados por Climate Bonds Initiative (CBI) y los Green Bond Principles (GBP), dos instituciones reconocidas a nivel internacional en cuanto a la calificación de bonos verdes.

Estas dos directrices aceptadas a nivel internacional establecen criterios claros para la evaluación de la calidad de los proyectos verdes, así como la transparencia y las políticas de información que contribuyen al desarrollo del mercado de bonos verdes , indicó Karla Rivas, directora de criterios metodológicos de HR Ratings.

La evaluación propuesta, asegura la valuadora, no es una calificación crediticia, sino más bien se refiere a una Calificación Verde .

La MCBV se divide en un análisis de dos partes que proporcionará a todos los participantes del mercado información valiosa.

La primera parte consiste en el análisis ambiental, en el que HR Ratings evaluará la solución propuesta por los proyectos en términos de su contribución a la meta de limitar el aumento de la temperatura global en este siglo por debajo de 2 grados Celsius.

La segunda parte consiste en la evaluación de la capacidad del emisor para cumplir con los GBP.

El resultado de la MCBV es una Calificación Verde que se compone de una escala de tres niveles, que representa el tipo de solución ambiental y otra escala de tres niveles que representa el nivel de cumplimiento con los GBP, expuso la calificadora de deuda.

cesar.rodriguez@eleconomista.mx