Las acciones de Grupo Carso, una empresa de Carlos Slim involucrada en la construcción de un tramo de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México que se desplomó hace poco más de un mes, cerraron ayer con un leve avance de 0.11%, a 64.60 pesos por unidad en la Bolsa Mexicana de Valores.

Con ello,  la emisora recuperó un pequeño porcentaje de lo perdido el miércoles, cuando cayeron 2.11 por ciento.

El ligero avance de este jueves se presentó después de que se dio a conocer que la empresa mantendrá los contratos que tiene con el Gobierno y no será bloqueada de futuros trabajos y licitaciones.

Según la agencia Bloomberg, Grupo Carso tendrá que responder por su responsabilidad en las fallas estructurales de la construcción de la Línea 12 y enfrentar cualquier penalidad que se le imponga, según dijo una persona cercana al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Carso Infraestructura y Construcción (CICSA), filial de Grupo Carso, señaló previamente que no hará ningún pronunciamiento hasta que se dé a conocer el peritaje final que determine las causas del colapso.

Empresas ICA, Alstom y Carso Infraestructura y Construcción realizaron las obras del Metro, cuyo costo fue de 26,000 millones de pesos.

judith.santiago@elecomomista.mx