La volatilidad e incertidumbre que pueda generar la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos no significa un riesgo para Grupo Gigante, que tiene planificados tres escenarios en su sector restaurantero contra cualquier tipo de contingencia.

Gustavo Pérez Berlanga, director de responsabilidad social de la cadena de restaurantes Toks dijo que se manejan escenarios: optimista y pesimista. Dentro de ellos hay planes de acción muy concretos para poder atenderlos , aseguró.

Sin embargo, al tratarse de un tema coyuntural, habrá que esperar a que Trump lleve a cabo los anuncios a la realidad.

Trump habla, falta ver si lo usa. Entonces ahí están los tres escenarios. Si lo usa, tienes un escenario; si no lo usa, está otro escenario. Para nosotros, el reto verdadero es que nuestros clientes quieran regresar lo más pronto posible a comer , argumentó.

Continuará crecimiento

A pesar de que aún no está autorizado por el Grupo para dar a conocer los proyectos específicos para el 2017, Pérez Berlanga aseguró que será similar o mayor al de este 2016, donde, entre aperturas y remodelaciones, hay 60 restaurantes nuevos.

Toks no tiene intenciones de parar el crecimiento. No tenemos planes de desaceleración. Con un más menos, dependiendo de diferentes factores como la ubicación, donde actualmente las ubicaciones premium son muy escasas , destacó.

Gustavo Pérez Berlanga agregó que Toks, con 235 sucursales actualmente en todo el país, representa cerca de 9% de los ingresos totales de Grupo Gigante.

Del total, 190 son restaurantes Toks, el resto se reparte en las otras tres marcas: Beer Factory, Panda Exprés, Cup Stop y aquellos California que aún no han sido remodelados y que fueron adquiridos en mayo del 2015, de los cuales, ya se remodelaron cerca de 40, además de seis Wings adquiridos hace cuatro o cinco meses , consideró.

Toks adquirió Restaurantes California y Wings por 1,600 millones de pesos y proyecta terminar la reconversión a Toks para finales del 2017.

[email protected]