La inflexibilidad de las infraestructuras de gestión de carteras ponen en dificultades a las compañías de gestión de inversiones para adaptarse a los cambios organizacionales y de mercado, de acuerdo a un nuevo informe patrocinado por Eagle Investment Systems LLC (Eagle).

El informe "Un abordaje centrado en los datos para la gestión de carteras" fue presentado por Waters Technology a partir de las respuestas de encuestas realizadas a ejecutivos senior de compañías de administración de inversiones y gestores de activos que evaluaron las actuales prácticas en función del Registro de Informes de Inversión (Investment Book of Record, IBOR) y gestión de carteras.

Dicho estudio revela que cerca de la mitad de los encuestados considera que actualmente es muy difícil adaptar la infraestructura de gestión de carteras de su organización de cara a las circunstancias internas y externas como la integración de sistemas nuevos, la expansión hacia nuevas áreas de productos o clases de activos, y los cambios en las reglas y regulaciones o tendencias del mercado.

La encuesta indica que un cuarto de los gestores de datos no se sienten satisfechos con su solución actual de gestión de carteras en cuanto a la formación, organización y manejo de datos.

Asimismo, el informe también revela que más de la mitad de las organizaciones todavía utiliza una variedad de sistemas para compilar un IBOR, lo que potencialmente produce datos incorrectos y un aumento en la complejidad operacional. Estas compañías utilizan entre dos y ocho sistemas para completar el proceso de generación de un IBOR.

"Nuestra investigación revela las dificultades que muchas empresas de inversión enfrentan y la importancia de la gestión de datos para la eficiencia y el manejo adecuado de carteras", dijo Mal Cullen, director ejecutivo de Eagle, jefe de América y de Eagle ACCESS(SM), citado en un comunicado emitido por la propia empresa.

fondos@eleconomista.com.mx