La desarrolladora de vivienda Vinte informó que su utilidad neta cerró el 2016 con un crecimiento de 14%, al alcanzar 369 millones de pesos frente a los 323 millones registrados en el 2015.

Las ganancias en el año se derivaron principalmente por enfocar su negocio al desarrollo y venta de vivienda con mayor rentabilidad, así como a eficiencias operativas, dio a conocer en el reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

En el documento expuso que el EBITDA (flujo operativo) ascendió a 627 millones de pesos en el 2016, 7.9% más a lo registrado el año previo, mientras que el EBITDA por vivienda escriturada creció 8.7% en el periodo. Las alzas estuvieron impulsadas por una mayor actividad en el segmento de vivienda de interés medio y residencial, que registran precios de 500,000 a 3 millones de pesos y sin dependencia a los subsidios que otorga el gobierno.

Sus ingresos totales alcanzaron 2,752 millones de pesos, equivalente a un incremento de 7.1% al compararse con los 2,569 millones reportados en el 2015. El avance se debió al incremento de 4.7% en el precio promedio de las viviendas, a 624,000 pesos.

Vinte listó sus acciones en la Bolsa Mexicana de Valores a finales de septiembre del año pasado, oferta con la que recabó 1,220 millones de pesos.

Hemos avanzado en el empleo de los recursos netos por 611 millones de pesos obtenidos en nuestra Oferta Pública Inicial. A la fecha, aproximadamente 50% fueron destinados a inversión para el avance de proyectos en desarrollo, principalmente terrenos, y el restante 50% en una reducción temporal de la deuda revolvente. Este 50% de los recursos netos será invertido a lo largo del 2017 , explicó el director general de la empresa, Sergio Leal Aguirre a través del documento.

Agregó que bajo el actual escenario, se dirigen con prudencia y apoyados por la solidez de su negocio, con 100% de su deuda en pesos; muy baja exposición a insumos dolarizados y a subsidios, los cuales representan 12.7% de sus ingresos.

Este año aprovechará las nuevas políticas del Infonavit que refieren un alza de 70% en los montos máximos de crédito para sus derechohabientes. Recordó que su modelo de negocios ya ha enfrentado exitosamente a circunstancias adversas, como las registradas en el 2009 y el 2013.

Con respecto a los resultados del cuarto trimestre del 2016 comparados con igual periodo del 2015, Vinte reportó que sus ganancias fueron de 125 millones de pesos o 12.9% más. Sus ingresos cerraron en 798 millones de pesos, equivalente a un alza de 7.3 por ciento.

El EBITDA ascendió a 210 millones de pesos en el cuarto trimestre del año pasado, monto que resultó 1% menor al mismo trimestre del 2015.

judith.santiago@eleconomista.mx