Grupo Cementos de Chihuahua (GCC) se perfila como una de las empresas que podría tomar ventaja del programa de infraestructura prometido por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el cual contempla una inversión de 1 billón de dólares.

La empresa tiene tres plantas de producción de cemento en Estados Unidos, con una capacidad de producción anual de 2.3 millones de toneladas, aproximadamente.

Actualmente continúa fortaleciendo su negocio en ese país, al comprometer 90 millones de dólares para la expansión de la planta de cemento en la ciudad de Rapid City, Dakota del Sur, que entrará en operaciones en el 2018. Ello sin dejar de citar las 81 plantas de concreto premezclado, 20 centros de distribución de cemento y estaciones de transferencia.

Con las recientes adquisiciones que comprenden una planta de cemento en Odessa, Texas,dos terminales de distribución de cemento localizadas en Amarillo y El Paso, Texas. Así como los negocios de concreto, agregados, asfalto y materiales de construcción ubicados en El Paso, Texas y Las Cruces, Nuevo México, se posicionará como uno de los principales productores del mercado estadounidense.

Esperamos que estas iniciativas, en conjunto, incrementen nuestra producción de cemento aproximadamente a 5.5 millones de toneladas para el primer semestre del 2018, de las cuales 3.3 millones de toneladas de la capacidad provendría de operaciones en Estados Unidos , refiere la compañía en una presentación.

Perspectivas favorables

La analista de Masari Casa de Bolsa, Alexandra Ortiz, explicó que en general las empresas cementeras en EU tienen perspectivas favorables por el plan de infraestructura que el presidente estadounidense pretende lanzar.

El plan ambicioso de infraestructura que se pretende lanzar en EU jalaría a las empresas más grandes, con mayor presencia, ignorando su procedencia , dijo Ortiz.

Los negocios de la cementera se extienden a lo largo de 14 estados de EU, ahí sus operaciones representan 69% de su flujo operativo.

Entre enero y septiembre del 2016, sus ventas en dicha nación alcanzaron 7,572.2 millones de pesos, o 388.3 millones de dólares.

judith.santiago@eleconomista.mx