Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) levantó 4,500 millones de pesos con la venta de certificados bursátiles en la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) para financiar su Plan Maestro de Desarrollo (PMD) 2020-2024.

El operador de 14 aeropuertos en México y en Jamaica dijo que realizó la oferta mediante dos emisiones.

La oferta identificada con clave de pizarra “GAP21”, fue por 2,500 millones de pesos, colocada a cuatro años con una tasa variable de TIIE-28 más 60 puntos base. La segunda emisión (“GAP21-2”) por 2,000 millones de pesos tendrá un vencimiento de siete años. La tasa de interés que pagará será fija y por un 7.91% anual.

El grupo aeroportuario dijo que su oferta registró una sobredemanda de 5.8 veces sobre el monto de 3,000 millones de pesos.

“Los recursos provenientes de estas emisiones serán destinados para inversiones comerciales y cumplir con las inversiones comprometidas en el Programa Maestro de Desarrollo en México, así como, para la liquidación de pasivos financieros con vencimiento en julio 2021”, dijo GAP en un comunicado.

Calidad crediticia

Las emisiones obtuvieron calificaciones crediticias de “Aaa.mx” por Moody’s y “mxAAA” por S&P, en escala nacional, niveles que reflejan la máxima calidad crediticia y seguridad de pago de la firma.

El PMD de GAP contempla inversiones para aumentar la capacidad de tráfico en las terminales aéreas de Tijuana, Guadalajara, Puerto Vallarta y Los Cabos.

Su deuda actual asciende a 28,096 millones de pesos. En este 2021 sus vencimientos suman 2,660 millones de pesos, los cuales comprenden deuda bursátil con vigencia en julio y un crédito con Scotiabank.

La empresa ha resultado afectada por la pandemia, debido a las restricciones de viajes a nivel nacional e internacional, así como por el distanciamiento social.

“El grado de recuperación de las operaciones y resultados de la compañía dependerá de la duración y contención de la pandemia por los gobiernos de México, Jamaica y Estados Unidos, como principal origen-destino”, señaló GAP.

judith.santiago@eleconomista.mx