Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) colocó este miércoles su primer bono verde, con el objetivo de levantar hasta 1,500 millones de pesos en la Bolsa Institucional de Valores (Biva), sin embargo, al cierre de la edición aún no se hacían de públicos los resultados de la venta de los papeles.

La oferta de la deuda del operador de 12 aeropuertos en México, como el de Acapulco, comprendió dos tramos por un total de financiamiento esperado de 2,500 millones de pesos. Uno de ellos correspondió a bonos temáticos con vencimiento a cinco años, ofreciendo un interés variable, mientras que el otro fue una reapertura de certificados bursátiles tradicionales, con los que esperaba recaudar hasta 1,000 millones de pesos a 6.6 años y a una tasa cupón de 7.91 por ciento.

GAP es el segundo grupo aeroportuario en hacer este tipo de emisiones en México. OMA lo hizo en abril de este año, con una recaudación de 1,000 millones de pesos, vencimiento a cinco años y a una tasa variable TIIE 28 + 75 puntos base.

Las calificadoras de riesgo crediticio Moody's y S&P Global Rating otorgaron la nota “AAA” a la deuda emitida por GAP, que es el grado de inversión más alto que otorgan, debido a que la capacidad de pago es “extremadamente fuerte”, en relación con otros emisores en México.

judith.santiago@eleconomista.mx