El oro se mantuvo el lunes cerca de mínimos en cinco meses y medio, debido a que la apreciación del dólar contrarrestó la tendencia al alza del precio del metal en medio de una creciente disputa comercial entre Estados Unidos y China.

Un dólar fuerte frena la demanda de oro al encarecerlo para tenedores de otras monedas, mientras que la incertidumbre política refuerza su atractivo como inversión segura. La tensión entre estos dos factores dejó el lunes al oro al contado atrapado en un rango estrecho tras la ola vendedora del viernes.

“El desastre del viernes fue excesivo. Los especuladores están revisando posiciones y consolidando”, dijo Phillip Streible, analista de RJO Futures. “Definitivamente tenemos una guerra comercial en marcha, eso tendrá un efecto secundario en el oro”, agregó.

En las últimas operaciones del lunes, el oro al contado estaba plano a 1,278.18 dólares la onza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en agosto cerraron con un alza de 1.60 dólares, o 0.1%, a 1,280.10 dólares la onza.

El dólar está estable cerca de su nivel más alto desde noviembre contra una cesta de monedas.

Mayor caída en dos años

El oro perdió 1.8% el viernes —su mayor caída diaria desde noviembre del 2016— pese a que Estados Unidos decidió imponer aranceles a productos chinos valuados en 50,000 millones de dólares y China respondió con medidas similares, avivando el temor de los inversionistas a que una guerra comercial dañe el crecimiento económico global.

El analista técnico de Reuters, Wang Tao, dijo que el oro podría perforar el nivel de soporte a 1,277 dólares la onza y caer hacia la zona de 1,258-1,268 dólares.

En cuanto a otros metales preciosos, la plata perdió 0.4%, a 16.45 dólares la onza tras bajar 3.6% el viernes, y el platino cayó 0.5%, a 883.40 dólares la onza. En cambio, el paladio ganó 0.14%, a una cifra de 987.85 dólares la onza.

Tensión pega al cobre

El cobre bajó el lunes, su tercera sesión seguida de pérdidas, por el temor a una escalada en la tensión comercial entre Beijing y Washington y a un enfriamiento de la demanda de China tras datos de actividad más débiles de lo esperado.

El metal industral en la Bolsa de Metales de Londres cayó 0.8%, a 6,964 dólares la tonelada, en una sesión de poco volumen por un feriado en China.

Más temprano, el metal rojo tocó un mínimo desde el 1 de junio de 6,886.75 dólares.

Datos publicados el jueves mostraron que la producción industrial de China creció 6.8% en mayo frente al año previo, incumpliendo las expectativas.

China es el mayor consumidor mundial de metales industriales, como el cobre.

Por ello, cualquier señal de debilidad en la segunda economía  más grande del mundo afecta la demanda por los metales industriales.