Desde finales de enero a la fecha, el dólar estadounidense se ha fortalecido 3.5% en términos nominales, lo cual ha hecho repensar a los inversionistas colocar sus recursos en los mercados emergentes, explicó la calificadora Fitch Ratings.

En un análisis, la firma comentó que enero de este año fue un punto de inflexión para la revaluación del dólar y una perspectiva menos positiva para las monedas de países emergentes.

“Un dólar más fuerte se asocia con la baja en las calificaciones de la deuda soberana de los países emergentes”, afirmó Fitch Ratings.

La agencia calificadora estadounidense explicó que tener un dólar fuerte generaría un aumento en el costo de las monedas de los países emergentes, además del servicio de la deuda denominada en divisa estadounidense.

El préstamo en moneda extranjera a escala significativa estimula el subdesarrollo de los mercados de capitales locales, que normalmente se asocia con bajo nivel de ahorro interno, presiones inflacionarias y altas tasas de interés, informó la agencia calificadora.

En el estudio agregó que estas condiciones son evidentes en Argentina y Turquía, ambos países se encuentran en la mira de la reciente volatilidad del mercado.

Mayor deuda

Debido a las bajas tasas de interés en Estados Unidos, el endeudamiento de los países emergentes se incrementó en la última década, en dólares, gracias al financiamiento barato y abundante, según Fitch.

La calificadora comentó que la fortaleza del dólar también afecta a los países exportadores de commodities; sin embargo, existen algunas excepciones como China, India y Turquía, que son vendedores netos de materias primas al exterior.

“Al dejar a un lado todas las demás consideraciones con respecto a lo que podría impulsar los precios de las materias primas, el precio de la moneda estadounidense se mueve inversamente con la tasa de interés nominal del dólar”, mencionó.

Con el petróleo negociando actualmente en un máximo de cuatro años, es evidente que la relación inversa entre los precios de las materias primas y el dólar no se cumple siempre, pero las implicaciones y la importancia del dólar como la moneda líder en realidad no pueden ser un punto de debate.

La agencia informó que otros factores pueden provocar una retención temporal o incluso extendida sin interrupciones en la correlación, pero siempre y cuando el dólar mantenga su papel global de precios.

[email protected]