Pese a que las emisoras del sector financiero reflejaron la desaceleración de la economía y la baja en el consumo, durante el último trimestre del año mostraron una recuperación en la cartera de crédito y en utilidades, según analistas.

Dentro del grupo de instituciones financieras que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la que se perfila como la favorita del sector bancario para el 2015 es Banorte.

Marco Medina, analista de Ve por Más (BX+), destacó que al cierre del cuarto trimestre del 2014 se observó una mejoría en las carteras de crédito de la banca, a pesar del entorno complejo.

BanRegio y Banorte ya empezaron a reflejar el crecimiento en préstamos, lo que se acompaña de una reducción en el nivel de morosidad.

Banorte reportó utilidades netas en el cuarto trimestre del 2014 por 3,819 millones de pesos, pero incluyó 500 millones de pesos provenientes de gastos no recurrentes antes de impuestos, y que se relacionan con provisiones para el pago de indemnizaciones por despido que corresponden a las próximas reducciones de personal, así como a los costos por la salida de varios ejecutivos a finales del año pasado.

La utilidad neta de BanRegio al cuarto trimestre del año fue 2% inferior a los pronósticos de los analistas, al sumar 411 millones de pesos. Esta diferencia se atribuyó a los gastos operativos mayores a los esperados, citó un análisis de Accival.

Sin embargo, agregó que el crecimiento de la cartera crediticia a tasas de 17% anual contribuirá a la expansión de créditos al segmento de las pequeñas y medianas empresas, así como a la mejora en el Índice de Morosidad.

El intermediario fijó un precio objetivo para los títulos de BanRegio a 12 meses de 88 pesos, lo que significará un rendimiento esperado de 11.5 por ciento.

En el caso de Inbursa, que hace unas semanas compró los activos de banco Walmart , los especialistas mantuvieron una perspectiva favorable, con un precio objetivo de consenso de 39.12 pesos por acción.

Para Interacciones, el área de análisis de Ixe-Banorte mantiene perspectivas positivas, ya que la recuperación que se espera en los próximos trimestres en banca de gobierno, así como una reactivación en la demanda por financiamientos ante menores niveles de liquidez de los clientes, junto con el despliegue de mayores proyectos en infraestructura, se reflejará en un crecimiento en la utilidad neta. El precio objetivo para este año es de 121 pesos por acción.

Ixe-Banorte destacó que también hay perspectivas favorables para Gentera, debido a su posición en la industria de las microfinanzas. El intermediario fijó un precio objetivo de 35 pesos por acción con recomendación de Compra.

De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), al cierre de noviembre la cartera de crédito del sector reportó un crecimiento de 5% respecto del mismo mes del 2013, en tanto que las utilidades mostraron una disminución de 11% frente al año previo, para totalizar en 84,000 millones de pesos.

Enrique Mendoza, analista senior del Grupo Financiero Interacciones, coincidió en que la mejora en el dinamismo económico contribuirá a aumentar la cartera de crédito de las instituciones.

Enfatizó que Banorte se ubica en la lista de favoritas con un precio objetivo de 95 pesos por acción, lo que revela un rendimiento potencial alto.

En el caso de Santander, la entidad muestra un crecimiento en cartera de préstamos, pero sus utilidades se vieron mermadas por su proceso de expansión.

Les irá mejor este año

El especialista consideró que para este año, si la economía crece a un ritmo más alto que el año pasado, definitivamente les va a ir mejor a los bancos .

Recordó que el problema del 2014 fue que se dio una baja en tasas y ésta provocó que el margen de interés neto fuera menor, lo que se sumó a la desaceleración económica, y eso hizo que el precio de las acciones no fuera el mejor .

De acuerdo con un análisis de Interacciones, las emisoras del sector financiero tendrán un cierre de año positivo.

Ante un mayor dinamismo en Estados Unidos y con la mejoría que observa en la construcción, es previsible que para el 2015 la morosidad de la banca baje de forma más decidida, lo que permitirá que el crédito vuelva a crecer a doble dígito , detalla el análisis.

El documento anticipó que un lento incremento en tasas de interés devolverá a los bancos sus altos niveles de rentabilidad.

Signum Research destacó que en el primer semestre del 2015 continuará un bajo dinamismo en la actividad bancaria pero, hacia el segundo semestre del año se observarán crecimientos en cartera crediticia de doble dígito y niveles de rentabilidad, en términos de ROE, por encima de 15 por ciento.

Sector bancario mexicano

[email protected]