Fibra Uno (Funo) quiere aumentar su participación en el sector inmobiliario industrial, por lo que en los próximos cinco años prevé duplicar su tamaño, si las condiciones macroeconómicas lo permiten.

“Hay que combinar las oportunidades que presenta el mercado inmobiliario y el financiero para crecer. Si las características de la macroeconomía del país y del mundo están en orden, tentativamente podríamos estar doblando el tamaño en cinco años”, estimó el director general adjunto del fideicomiso de inversión en bienes raíces (fibra), Gonzalo Robina.

Actualmente, Funo tiene en marcha la construcción de naves industriales que suman alrededor de medio millón de metros cuadrados de área rentable, con ello aumentaría 10% su actual área en renta de naves industriales.

Uno de los proyectos es el de San Martín Obispo, en la zona metropolitana de la Ciudad de México, que se encuentra en la etapa tres de desarrollo de un total de cinco.

La primera fase se entregó a un inquilino en junio y la segunda estará lista a finales de septiembre. Se prevé que el proyecto total finalice hacia finales del segundo trimestre del 2019.

Otro desarrollo en proceso está en Tepotzotlán, Estado de México, que comprende la construcción de 370,000 metros cuadrados rentables de bodegas industriales.

Estrategia

Gonzalo Robina aseguró que ante la dificultad para encontrar inmuebles industriales a la venta, su estrategia hacia adelante será adquirir tierra que esté lista para desarrollar naves industriales, principalmente en el área Metropolitana de la Ciudad de México.

“Definitivamente queremos crecer más en el sector industrial que en el resto de los sectores; ojalá encontremos las oportunidades para seguir operando (...) La expansión dentro del sector va a ser construir nuestras propias naves industriales, no quiere decir que estemos cerrados a comprar ya estabilizados (operando), simplemente no vemos grandes oportunidades”, aseguró.

Las naves industriales de Funo están ubicados en su mayoría en la zona metropolitana de la Ciudad de México, con un área bruta rentable de 4.1 millones de metros cuadrados, que equivale prácticamente a 50% de todo su espacio arrendable y 26.4% de sus ingresos totales.

Del área rentable, 85% está ocupada por empresas del sector de almacenamiento y logística y sólo 15% por firmas de manufactura ligera.

Entre sus inquilinos están empresas como la cadena de tiendas de autoservicios Walmart, la operadora de restaurantes Alsea, la firma estadounidense de comercio electrónico Amazon, así como la compañía de mensajería y paquetería FedEx Express y la panificadora Bimbo.

Gonzalo Robina aseguró que dentro del sector de fibras industriales en México son el más grande que sus pares respecto a superficie e ingresos, su más cercano “competidor” tiene 3 millones de metros cuadrados.

Dijo que la combinación “ideal” de ingresos para Funo es 40% del segmento industrial, otro 40% de centros comerciales y 20% de edificios de oficinas.

Finalmente, el director general adjunto del fibra manifestó que la expectativa con la nueva administración “es favorable para el sector industrial, puesto que “sería irracional tratar de frenar el desarrollo industrial del país.

judith.santiago@eleconomista.mx