Fibra Prologis, el fideicomiso de inversión en bienes raíces con ADN industrial, recabó 70 millones de dólares (alrededor de 1,415 millones de pesos) con su segundo bono verde emitido en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

A través de un aviso al mercado, la emisora detalló que los papeles (FIBRAPL 21DV) se colocaron a un plazo de 10 años, ofreciendo una tasa de interés fija anual de 3.73 por ciento. El rédito está referenciado a los bonos del Tesoro de Estados Unidos de 1.63%, más 2.10 puntos porcentuales tomando como base el nivel del cierre del 30 de abril.

Los recursos captados con la emisión actual los usará Fibra Prologis para pagar parte de dos créditos que vencen en 2023 y 2024, por un monto total de 375 millones de dólares, que fueron utilizados para el desarrollo de proyectos verdes, que tienen un impacto positivo para el ambiente.

Los bonos verdes recibieron la nota “AAA” por parte de Fitch México y HR Ratings de México, debido a su alta calidad crediticia. Por ser deuda etiquetada recibió una segunda opinión por parte de Sustainalytics, una firma internacional que califica las prácticas y proyectos de sostenibilidad de las empresas.

Dijo que “la oferta es confiable y se alinea con los Principios de Bonos Verdes de la Asociación Internacional del Mercado de Capitales del 2017”.

Esta referencia indica que los proyectos ofrecen una solución ambiental aceptable, la cual contribuye a limitar el aumento de la temperatura global conforme a los términos del Acuerdo de París y cumple con los principios internacionales de Bonos Verdes.

Fibra Prologis dijo en el aviso que la emisión se realizó bajo el Marco de Bonos Verdes de Prologis, sin embargo, “actualmente no hay un consenso del mercado sobre qué atributos particulares son requeridos para que un proyecto sea definido como “verde” o “sustentable”, ni se tiene seguridad de una definición o consenso claro que pueda desarrollarse con el paso del tiempo.

En diciembre pasado el fideicomiso colocó el primer bono verde dolarizado en México, por 375 millones.

Al 31 de marzo de 2021, la firma reportó que su portafolio de inversión se componía de 205 propiedades industriales, que equivalen a 39.8 millones de pies cuadrados, además de un patio intermodal con 1,092 pies cuadrados. Las propiedades se ubican en la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Reynosa, Tijuana y Ciudad Juárez y se mantienen con una tasa de ocupación de 96.7 por ciento.

judith.santiago@eleconomista.mx