Fibra Monterrey buscará colocar certificados por 3,500 millones de pesos en la Bolsa mexicana. 

De acuerdo con la información del fideicomiso de inversión en bienes raíces industrial y de oficinas, los recursos obtenidos en el mercado bursátil por dicha emisión serán utilizados para la adquisición de inmuebles corporativos y naves industriales. 

La compañía espera gastar los recursos en un lapso de cinco meses.

La firma de análisis Signum Research indicó que el fibra tiene un potencial de crecimiento de 13% en el año.

Mencionó que Fibra Monterrey otorgó un dividendo de 9.1% por título en el segundo trimestre del año, superior a 7.7% que da el sector. Sin embargo, con la emisión de los certificados el dividendo podría diluirse, pero en el 2020 se incrementaría.

Prevalece el apetito

En una reciente entrevista con este diario, Jorge Ávalos Carpinteyro, director general de Fibra Monterrey, destacó el apetito de los inversionistas patrimoniales que buscan ganar con la plusvalía de los bienes raíces.

El fideicomiso tiene actualmente 55 propiedades y un área rentable de 680,000 metros cuadrados, divididos entre espacios de comercio (50%), industriales (47%) y una participación menor en oficinas (3%). 

De acuerdo con información de la empresa, con los recursos obtenidos se comprarían cuatro portafolios, tres de oficinas y uno industrial, con un precio cercano a los 3,680 millones de pesos y un área rentable bruta de 114,048 metros cuadrados.

“Sin embargo, la compañía está en pláticas para adquirir otros tres portafolios con 49,941 metros cuadrados a un precio de adquisición de 1,300 millones de pesos”, destacó la analista de Signum Research, Andrea Lara.

Fibra Monterrey espera que las adquisiciones tengan características similares a las de sus otros productos, esto es, con ocupación de 100% y de largo plazo.

La emisión de los certificados bursátiles, que se realizará esta semana, llevará a la dilución a los inversionistas que podrían tener una disminución de hasta 276 puntos base en el pago de dividendo por título, con un nivel de 6.97% bajo un precio de 12 pesos por certificados.

No obstante, se incrementaría en el momento en el que se incorporen los portafolios nuevos y se recuperaría hacia finales del 2020, de acuerdo con la experta de Signum Research.

En el año, el fibra ha ganado 7.18% en la BMV, el sector se favorece de los ajustes en la tasa de referencia, pues su rendimiento se vuelve más atractivo.

Ven riesgos

“El principal riesgo que observamos relacionado con esta emisión es el retraso en los procesos de adquisición, ya que esto aplazaría los crecimientos de las distribuciones y, por lo tanto, el rendimiento de los inversionistas actuales disminuiría”, explicó la analista en su reporte.

Fibra Monterrey se constituyó en el 2014 para administrar oficinas de alta calidad. Fue el primero en tener una estructura de administración 100%, con lo que registró grandes ahorros y transparencia ante los inversionistas.