La Reserva Federal de Estados Unidos aumentaría las tasas de interés la semana que viene en respuesta a una serie de datos económicos sólidos, según la totalidad de más de 100 economistas encuestados por Reuters, y aplicaría otras dos alzas en el 2017.

Los comentarios de varios funcionarios del banco central impulsaron a los mercados de futuros de las tasas de interés a apostar por un incremento el 15 de marzo ahora con una probabilidad del 90%, desde apenas un 30% a comienzos de la semana pasada, según CME Group.

De igual modo, la cantidad de economistas que estimaron un aumento de los tipos de interés en Estados Unidos en marzo pasó de apenas algo más del 10% en la encuesta anterior de Reuters al 100% en el sondeo actual, realizado entre el 3 y el 9 de marzo, con una mediana de 90% de probabilidad de un alza.

Consultados sobre los posibles motivos detrás del cambio de tono repentino de la Fed, los encuestados dijeron que la mejora en los reportes económicos era el aspecto central, además de nuevos récords en los mercados de acciones e indicios de un avance en la inflación global.

"La semana pasada, los funcionarios de la Fed prácticamente pre-anunciaron un aumento de la tasa y efectivamente han dicho que esto es un hecho", dijo Jim O'Sullivan de High Frequency Economics, el pronosticador más preciso de datos económicos estadounidenses en los sondeos de Reuters de los años 2016 y 2015.

"Definitivamente parte de esto fueron los datos, con los números del mercado laboral luciendo bastante fuertes, y parte de esto también es el tono positivo en los mercados financieros, lo que les dio más confianza (a los miembros de la Fed) y los hizo sentir que es el momento adecuado", agregó O'Sullivan.

El nuevo sondeo también sugirió que habrá dos aumentos más de 25 puntos base en las tasas de interés en el segundo y cuarto trimestre del año, respectivamente, lo que llevaría el tipo referencial a un rango de 1.25-1.50 por ciento.

"Los datos del mercado laboral, la inflación y las condiciones financieras han presentado al Comité (Federal de Mercado Abierto) un escenario convincente para un aumento (de las tasas) en su encuentro de marzo", indicaron economistas de Morgan Stanley.

No obstante, el panorama de crecimiento general e inflación para este año basado en los pronósticos de economistas aún es débil, lo que pone de relieve una gran brecha entre cómo esperan que se desempeñe la economía y lo que creen los mercados financieros.

La economía se expandirá a una tasa canalizada de 2.0-2.4% en cada trimestre, según la mediana arrojada en el último sondeo, lejos del más de 3% fijado como meta por el nuevo Gobierno de Donald Trump. El pronóstico más bajo fue de un crecimiento del 0.9% y el más alto del 4.0%, mientras que la mediana anual fue de 2.3 por ciento.

Las estimaciones sobre una medición de la inflación que sigue muy de cerca la Fed no se han movido mucho en los sondeos de Reuters desde diciembre, y actualmente se ubican en el rango de 1.7-1.9% para este año, según las medianas. Si bien la tasa de desempleo ha caído debajo del 5%, la inflación aún debe repuntar sustancialmente

[email protected]