La agencia antimonopolio de Estados Unidos, la FTC, informó el lunes que personas que se hacen pasar por Elon Musk han robado más de 2 millones de dólares a inversionistas desde octubre de 2020 en estafas con criptomonedas.

Este tipo de estafa se basa en "la promesa de que una celebridad asociada a las criptodivisas multiplicará las monedas que envíes a su cartera y te las devolverá", según la FTC.

Las publicaciones en su cuenta de Twitter y las declaraciones públicas de Elon Musk, el jefe de Tesla -la gigante estadounidense fabricante de vehículos eléctricos-, suelen hacer reaccionar bruscamente el precio de varias criptomonedas.

Su entusiasmo por el bitcoin, por ejemplo, ha contribuido al ascenso meteórico de esa divisa en los últimos meses.

Sin embargo, la semana pasada, el multimillonario empresario anunció que Tesla dejaría de aceptar el bitcoin como forma de pago, por considerar que la moneda virtual, cuya creación requiere inmensas cantidades de energía, es demasiado contaminante.

El domingo por la noche, en respuesta a una publicación en Twitter, Musk había sugerido que su empresa podría incluso deshacerse de los bitcoins en su poder, enviando al criptoactivo a su nivel más bajo desde febrero.

"Para acabar con cualquier especulación, Tesla no ha vendido ningún bitcoin", corrigió el lunes en la red social, lo cual, sin embargo, provocó el repunte de la cotización.

El ferviente apoyo de Musk a dogecoin también ha impulsado el precio de esa criptomoneda, que fue creada originalmente como una broma.

Este creciente interés por las criptomonedas ha ido acompañado de un gran aumento de los intentos de estafa.

Según la FTC, 7,000 personas declararon pérdidas por un valor de más de 80 millones de dólares en este ámbito entre octubre y marzo pasados. La pérdida media por una estafa es de 1,900 dólares, y las personas de entre 20 y 49 años son las más propensas a ser estafadas.