FINSA concluyó su ronda de levantamiento de capital con compromisos por hasta 395 millones de dólares a 10 años. Los recursos servirán para consolidar inversiones en parques industriales y de logística, explica Sergio Argüelles, CEO de FINSA: “Queremos ampliar nuestra presencia en las áreas donde vemos mayores oportunidades de crecimiento, en el Bajío, la Frontera Norte; Guadalajara y el corredor Monterrey-Ramos Arizpe”.

El empresario, originario de Matamoros y radicado en Nuevo León, se refiere también a las oportunidades que ofrecen las actividades de logística. “Vemos mucha demanda, por el E-Commerce. 50% de lo que se está moviendo en el mercado tiene que ver con logística. No habíamos sido muy fuertes en esto, el 85%-90% de lo que habíamos atendido era manufactura. En logística era 10-15% y lo vamos a cambiar”.

FINSA es uno de los mayores desarrolladores de parques industriales en México, con 22 parques ubicados en el centro y el norte de México. Sergio Argüelles es optimista acerca de las perspectivas para su actividad, a raíz de lo observado en 2020 y por las perspectivas que ofrece el 2021, “el primer paquete de estímulos en Estados Unidos ayudó y confiamos que el segundo paquete que está impulsando Biden también contribuya. Adicionalmente, nos queda claro que la actividad manufacturera de exportación resiste muy bien en momentos de crisis, lo hizo en la crisis del 2009 y también en el 2020. Los parques industriales que atienden este sector traen ocupaciones superiores al 90 por ciento. En lugares como Tijuana, la ocupación es cercana al 100%”.

Un impulso adicional a la demanda viene como consecuencia del near shoring o relocalización de empresas que ahora están en China, “Es real, no es un mito. México es un lugar probado, que tiene las ventajas de la cercanía geográfica con Estados Unidos. Estamos en proceso de revisión de 15 proyectos de empresas asiáticas, que están interesadas en México. Sí hay una demanda. Son multinacionales que ven las ventajas de incrementar su producción en México. Están reduciendo su presencia en China, como una estrategia en el contexto de la guerra comercial”.

El grupo arrancó 2021 con muchas operaciones de compra. Destaca la adquisición de propiedades en Celaya. Y las gestiones en Guadalajara, para adquirir un portafolio grande. También estamos comprando en Nogales, dice Sergio Argüelles, “sentimos que habrá oportunidades en Sonora, luego del cierre de la Ford en Brasil. Lo lógico es que se expandan en México”.

En este contexto de oportunidades de crecimiento se produce la incursión de FINSA en los mercados financieros para la captación de recursos. Se trata del primer fondo de inversión para el sector inmobiliario industrial anunciado en México desde noviembre de 2018. Es el fondo inmobiliario industrial más grande levantado exclusivamente con recursos de inversionistas institucionales mexicanos, “Nosotros pensamos desde febrero del año pasado a perseguir la colocación”, dice Argüelles González, “Íbamos muy bien, pero en marzo llegó la pandemia, tuvimos que posponer. Aprovechamos el tiempo para afinar lo que queríamos, definir el tamaño y las características. Tomando en cuenta cómo serán las cosas después de la pandemia e incorporando procesos como el nearshoring. El fondo se fue definiendo en diferentes diseños y diferentes montos para poder cumplir los objetivos que nos estamos marcando”.

La definición del Fondo, llamado Finsa III se dio a través de un diálogo donde contó mucho el punto de vista de las Afores. Todo se integra en un fondo privado, que suma 395 millones de dólares en compromisos. La primera fase es el Certificado de Capital de Desarrollo, que suma 150 millones de dólares. Luego está la participación de inversionistas que se integran de manera privada en el Fondo, con compromisos por 215 millones de dólares. Todo esto en adición a un levantamiento de 30 millones de dólares, realizado en noviembre de 2020. “Estamos decididos a mantener nuestra dinámica de crecimiento. Estamos observando las condiciones ideales para la integración con América del Norte y China”, subraya el CEO de FINSA.

lmgonzalez@eleconomista.mx