Los inversionistas advierten un panorama distinto en Europa y Estados Unidos. Mientras que en Wall Street se apuntan a cerrar su mejor inicio de año desde 1998; en Europa, la incertidumbre y los riesgos de que resurja la crisis de la deuda hicieron eco en las principales plazas bursátiles de la zona.

Ayer, las bolsas en la región tuvieron el peor desempeño alrededor del mundo, mientras que las primas de riesgo se ampliaron en los países periféricos de la región, al conjugarse los comentarios de Standard and Poor’s sobre una posible nueva reestructura en Grecia, con una huelga generalizada en España y una caída de la confianza industrial europea.

El índice Stoxx 600 se hundió 1.3%, en lo que ha sido su peor sesión desde el 6 de marzo pasado, con el sector bancario entre los mayores perdedores, con un retroceso de 2.9 por ciento. Standard and Poor’s informó que Grecia probablemente tenga que reestructurar su deuda nuevamente. Adicionalmente, la proximidad de las elecciones en Grecia y Francia también está generando incertidumbre en la región , según indicó Santander en una nota.

Todos los índices bursátiles en la región cayeron, aunque el mayor perdedor fue el FTSE MIB en Italia, al desplomarse 3.3%, arrastrado además por la debilidad de las acciones bancarias.

Esto, pese a que el Tesoro trasandino colocó deuda de largo plazo pagando los menores rendimientos desde agosto del año pasado, pero por encima del que se paga en el mercado secundario.

Bajo dicha coyuntura, la prima de riesgo italiana se amplió en 13 puntos a 340 puntos base, pero también la española a 365 puntos. Dichas alzas reflejan las preocupaciones económicas de la región, según Carlo Padoan, economista en jefe de la OCDE.

La divisa comunitaria no vio descensos significativos y al cierre perdió 0.2%, a 1.3294 dólares, a la espera de los siguientes eventos que tendrán lugar en Europa, como el presupuesto español y la reunión de ministros de Finanzas europeos buscando elevar el monto del fondo de rescate de la región hasta en 940,000 millones de euros.

IPC, EN NUEVOS MÁXIMOS; WALL STREET, MIXTO

En México, el IPC se desligó del movimiento bajista y alcanzó un nuevo máximo histórico, el principal índice de la BMV cerró en los 39,125 puntos tras ganar 0.55 por ciento. De acuerdo con Monex, el IPC mantiene una señal alcista con objetivos de corto plazo entre 39,500 y 40,000 puntos, que por igual dependerá de la coyuntura internacional.

Los datos de empleo en EU no convencieron a los inversionistas y la sesión cerró con movimientos mixtos.

El Dow Jones fue el único ganador con un avance de 0.15%, mientras que el S&P y el Nasdaq lograron acotar las pérdidas iniciales y cerraron 0.16 y 0.31% a la baja. Un renovado ambiente de incertidumbre en torno del crecimiento económico de China y EU, con base en los últimos datos económicos (…) dominó el ánimo de los mercados de valores , de acuerdo con Banorte-Ixe.