La decisión del Banco de México (Banxico) de incrementar su tasa de interés de referencia en 50 puntos base ayudó al mercado mexicano a ser más atractivo y competitivo para los capitales foráneos.

Bajo ese escenario, en las últimas dos semanas ha habido una entrada de alrededor de 2,000 millones de dólares al país.

Los inversionistas extranjeros nuevamente están demandando certificados de la Tesorería (Cetes), donde acumulan un monto aproximado de 817.41 millones de dólares, debido a la expectativa de que la Fed probablemente incremente su tasa de interés de referencia hasta diciembre.

Los bonos de largo plazo siguen siendo los más demandados por los capitales foráneos, luego de que en tan sólo 15 días entró al mercado mexicano un monto aproximado de 1,092.7 millones de dólares.

En lo que va de este año, los inversionistas foráneos mantienen una posición en bonos M de largo plazo de 1,950 millones de dólares, lo cual representa un incremento de 2.31 por ciento.

Sin embargo, al hacer un balance de la tendencia de valores del gobierno en poder de extranjeros, en el presente año ha predominado la salida de capitales golondrinos, sobre todo de Cetes que acumulan una migración de flujos de 12,678 millones de dólares, lo cual significa una reducción de 52 por ciento.

Los bonos M traen un saldo positivo; es decir, durante este 2016 registran una entrada cercana a 2,000 millones de dólares.

Menor aversión al riesgo

El analista del Mercado de Cambios de MetAnálisis, Mario Copca, destacó que la entrada de flujos al mercado mexicano se deriva básicamente por la menor aversión al riesgo a nivel mundial y al mayor atractivo de las tasas de interés domésticas.

Indicó que, a finales de junio, el banco central tomó la decisión de incrementar su tasa de referencia en 50 puntos base, para llegar hasta un nivel de 4.25 por ciento.

Sin embargo, anticipó que esta entrada de capitales foráneos al mercado mexicano podría ser coyuntural, debido a que aún existen factores de riesgo, sobre todo en nivel internacional, como la expectativa un nuevo incremento en la tasa de interés de la Fed.

Mencionó que el mercado mexicano sigue siendo de los más atractivos de los países emergentes, debido a la estabilidad de las variables fundamentales macroeconómicas, como el control de la inflación y la disciplina fiscal.

Por su parte, el subdirector de Mercados Financieros de Banco Santander, Salvador Orozco Peña, comentó que el mercado mexicano es más atractivo para los inversionistas extranjeros, ahora con el pago de un mayor premio al riesgo, el cual supera 450 puntos; anteriormente, se encontraba en niveles de 350 puntos.

[email protected]