En el 2013, la economía seguirá expandiéndose, aunque a un ritmo menos dinámico y sin el incremento esperado en la generación de empleos, así lo anticipan especialistas consultados por el Banco de México que condicionan estas variables a reformas estructurales como la energética y fiscal, así como a cambios para una mayor eficiencia en el gasto público y mejoras en la infraestructura.

Entre los obstáculos, siguen advirtiendo de la debilidad del mercado externo y economía mundial. Por eso, rebajaron las expectativas del Producto Interno Bruto (PIB)de Estados Unidos de 2.03 a 1.97% ?en el 2013.

Además, ven como una limitante las presiones inflacionarias en nuestro país y el aumento de precios de insumos y materias primas (petróleo).

En la encuesta de expectativas, se corrigió marginalmente a la alza el PIB para el 2013 de 3.44 a 3.45 por ciento. Pero con sólo 604,000 trabajadores registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social, cuando un mes antes se preveía que se generarían 631,000 nuevos empleos.

En el frente inflacionario, mejoraron las expectativas para el próximo año al recortarla de un nivel de 3.77% de la encuesta pasada a 3.69 por ciento.

Están calculando que el tipo de cambio cotizará en 12.69 pesos por dólar para el siguiente año en promedio y las tasas de interés de los Cetes de 28 días se colocarán en 4.53 por ciento.

Se prevé que la mezcla mexicana de petróleo cerrará el 2013 con un precio de 94.71 dólares por barril -superior a los 86 dólares previstos en la Ley de Ingresos para el 2013- y que el déficit comercial será de 6,551 millones de dólares. Sobre el clima de negocios, la mayoría considera que permanecerá igual y que mejore la economía en los próximos seis meses.

NUEVO FORMATO

Aunque un poco más de la mitad no está seguro de que sea un buen momento para las inversiones. En la última encuesta de expectativas, el Banco de México informó que a partir del 2013 se presentará un nuevo formato que contendrá una actualización conforme a los mejores estándares internacionales.

Para ello, el banco central dio a conocer que se hizo una adecuación en las preguntas que le plantean a los 22 grupos de análisis de del sector privado nacional y extranjero.

Por lo que, a inicios del año nuevo, la encuesta contendrá un nuevo formato en la publicación de los resultados, pero las respuestas que en adelante se darán a conocer serán consistentes con lo hasta ahora publicado.