En el 2012, las acciones de la acerera industrias CH encabezaron las ganancias dentro de la muestra de 35 emisoras que conforman al Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores BMV).

Según analistas, los papeles de la compañía fueron impulsadas por si ingreso a las muestras que conforman al IPC y al índice bursátil de México elaborado por Morgan Stanley.

Las acciones de Industrias CH (ICH) cerraron el 2012 con una ganancia de 108% con precio de 97.62 pesos, cotización cercana a la máxima registrada en las últimas 52 semanas de 99.32 pesos.

Desde su ingreso al IPC, el 3 de septiembre, sus títulos subieron 36.07%; mientras que,desde su incursión en el MSCI acumulan una ganancia de 13.64%.

El ingreso a los índices favoreció aún más el precio de las acciones de la acerera, que ya se encontraba en niveles máximos, debido a que fueron adquiridas por los fondos o portafolios indexados.

En noviembre, Morgan Stanley anunció el rebalanceo del índice MSCI México, el cual entró en vigor el 27 de noviembre y al que ingresó ICH, además de Comerci, Alpek y Asur.

El ingreso al MSCI convirtió a los papeles de la empresa en un referente para invertir en la región, por lo que el próximo año podría continuar con su desempeño debido a que comenzarán a ser contempladas por inversionistas internacionales para formar parte de sus portafolios.

Asimismo podrían verse beneficiadas por la reforma energética, que se espera que sea concretada con el nuevo gobierno, pues podría impulsar la demanda por los papeles de compañías de construcción y materiales.

Elektra, la peor, afecta cambios en metodología del IPC.

En medio de demandas a la BMV y de un buen reporte financiero del tercer trimestre del año, las acciones de Elektra fueron las de peor desempeño en el principal índice del mercado accionario mexicano, el IPC.

La emisora finalizó el 2012 con una pérdida de 60.2%, con un precio de 550.30 pesos, después de que en el 2011 encabezara los avances con una ganancia de 166 por ciento.

En julio de este año, la empresa llevó a cabo un juicio mercantil en contra de la BMV, debido a su nueva metodología para calcular el IPC, el cual entró en vigor el 3 de septiembre.

El 11 de abril, la plaza bursátil mexicana informó el nuevo método para integrar a las emisoras del IPC. La modificación causó que se comentara que Elektra quedaría fuera de la muestra, lo que hizo que su precio llegara a caer hasta 60 por ciento.

Bajo este contexto, la compañía reclamó la reparación de daños y logró obtener un amparo que la protegió de la nueva metodología y le permitió quedarse en el IPC.

Por otro lado, los ingresos de la firma en el tercer trimestre fueron impulsados por más operaciones financieras en Banco Azteca y de clientes que compraron en las tiendas Elektra, con lo que crecieron 38% a 18,247 millones de, frente al mismo trimestre del 2011.

En lo que respecta a la tienda Elektra, la compañía destacó que los artículos que más demandaron los consumidores fueron la línea blanca, aparatos electrónicos, motocicletas y equipo de cómputo.

Por su parte, para los primeros nueve meses del 2012, las ventas repuntaron 39% a 50,401 millones de pesos; sin embargo, registró una pérdida de 21,478 millones de pesos.