Entre el 2009 y el 2014, la emisión de certificados de capital de desarrollo (CKD) en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) ascendió a 67,899 millones de pesos, enfocado principalmente al sector de bienes raíces.

De acuerdo con información del centro bursátil, del total de las colocaciones en los últimos cinco años, 32.1% correspondió al sector de bienes raíces, con un monto total de 21,782 millones de pesos.

A dicho monto le siguió el que emitieron entidades de capital privado, por 16,762 millones de pesos.

Lo anterior representó 24.7%del total colocado en el mercado de capitales, y 16,453 millones de pesos de los CKD de infraestructura, que aportaron 24.2 por ciento.

En tanto, en dicho periodo se llevaron a cabo emisiones en el sector energético por 7,416 millones de pesos, cifra que significó 10.9% del financiamiento total.

Por su parte, los CKD de activos financieros aportaron 8.1%, equivalente a 5,486 millones de pesos.

Sector energético gustó

Tan sólo en el 2014, en el mercado de capital de desarrollo se presentaron cinco ofertas de los CKD por 3,744 millones de pesos, las cuales se dieron principalmente en el sector energético.

Los CKD son títulos o valores fiduciarios destinados al financiamiento de uno o más proyectos, mediante la adquisición de una o varias empresas promovidas, principalmente en los sectores de infraestructura, inmobiliarios, minería y desarrollo de tecnología.

Los rendimientos de estos intrumentos son variables .

Estos dependen del usufructo y del beneficio de cada proyecto con cierto plazo de vencimiento.