En los mercados financieros no suelen acaparar el protagonismo que alcanzan bancos, petroleras o automovilísticas. Pero las empresas especializadas en artículos de lujo alcanzan en algunos casos capitalizaciones bursátiles superiores a las de los sectores 'estrella'.

Sólo en las últimas jornadas, empresas como LVMH, Christian Dior y Kering han saltado al primer plano de la actualidad en las Bolsas europeas por sus subidas y por la conquista de nuevos récords históricos.

Los brillantes resultados del primer trimestre del año han otorgado un empujón adicional a sus cotizaciones. En Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH) el último rally en sus acciones ha disparado su valor en Bolsa hasta los 115,000 millones de euros, a un paso de convertirse en la segunda mayor compañía del índice EuroStoxx50 por capitalización. La petrolera Total ronda los 117,000 millones. Al frente de este ranking sobresale la cervecera AB-InBev, con 176,000 millones.

La compañía francesa propietaria de marcas como Moët & Chandon, Hennessy y Louis Vuitton supera en esta clasificación a otros gigantes empresariales como las alemanas SAP y Siemens y la española Inditex.

Se disparan las ventas

La recuperación de la economía mundial ha acelerado las compras de artículos de lujo. De acuerdo con los resultados publicados este mismo mes, LVMH aumentó sus ventas un 15% en el primer trimestre del año, muy por encima de las previsiones barajadas por los analistas. Los expertos de Deutsche Bank destacaron que por primera vez desde 2011 registró mejoras de dobles dígitos en todas sus divisiones principales.

El periodo de esplendor que vive el sector ha llevado esta semana a LVMH a invertir 12,000 millones de euros para hacerse con el 100% de Christian Dior. Esta última enseña ha conseguido duplicar sus ventas en los cinco últimos años.

Más espectaculares aún que las de LVMH son las cifras publicadas por Kering. El grupo francés propietario de marcas como Yves Saint Laurent y Gucci ha rozado el 30% de incremento en sus ventas en el último trimestre. En YSL la subida ha alcanzado el 33%, y en Gucci se ha disparado al 48%, su mayor mejora en más de dos décadas.

China y Europa

El rebote de la demanda de artículos de lujo en un mercado 'emergente' clave, China, y el aumento de las ventas en Europa, gracias en buena parte al gasto de los turistas, están detrás del boom de ventas de las empresas del sector.

El auge bursátil es generalizado en el sector europeo, y más débil entre las empresas estadounidenses. Firmas como Michael Kors, Guess y Ralph Lauren acumulan caídas en Bolsa superiores a los dobles dígitos en los 12 últimos meses.

En Europa, los balances del último año en Bolsa no sólo presentan saldos positivos. Las subidas superan el 90% en Kering, el 60% en Christian Dior, el 50% en LVMH, el 40% en Salvatore Ferragamo y Hermes, el 30% en Prada, Burberry y Richemont y el 20% en Pernod Ricard.

El balance global arroja una revalorización próxima al 25% en los 12 últimos meses y al 13% sólo en lo que va de año en el índice sectorial World Luxury Index. El indicador, que engloba a las 20 mayores compañías mundiales del sector, ha superado la barrera de los 200 puntos.

La recuperación alcanza cifras espectaculares desde los mínimos registrados durante la crisis. El índice World Index Luxury se ha disparado más de un 370% desde los niveles que alcanzó en febrero de 2009. Este porcentual duplica con creces el que se anota en el mismo periodo de tiempo el conjunto de la renta variable mundial (+143% en el índice MSCI All Country World Equity Index).

[email protected]