La tensión europea ante la crisis fiscal y la desaceleración económica sigue recayendo sobre la divisa comunitaria, que ayer rompió a la baja los 1.25 dólares, alcanzando nuevos mínimos de dos años, y se espera que la caída se profundice, según expertos.

El euro cayó a mínimos intradía de 1.2461 dólares, niveles que no veía desde el 1 de julio del 2010, para caer 0.28% sobre 1.480 dólares al cierre del mercado neoyorkino, según datos de Reuters. Frente al yen, el euro también perdió 0.28% hasta 99.35 unidades.

La divisa comunitaria, sin embargo, aún está lejos de los mínimos de 1.1876 dólares que alcanzara en mayo del 2010, cuando la crisis fiscal europea llegó al punto de realizar el primer rescate de la crisis, el de Grecia.

La debilidad del euro refleja en primera instancia la debilidad económica de la región, donde algunas economías se encuentran en recesión, como es el caso de la española, comentó Salvador Orozco, estratega de Renta Fija y Tipo de Cambio de Santander.

Pero en las últimas semanas, la tendencia bajista se ha pronunciado ante la creciente aversión al riesgo, producto de las preocupaciones por la crisis fiscal y en especial la posible salida de Grecia de la zona euro, además de la situación de la banca en España , comentó Alejandro Padilla, subdirector de Estrategia de Renta Fija y Tipo de Cambio de Banorte-Ixe.

La caída va acorde con la situación actual de los países de la región, pero no se trata de una mala noticia del todo. Según Orozco, bajo las actuales condiciones económicas, un euro fuerte les perjudica y una depreciación juega a favor , debido a que hace más competitivas sus exportaciones.

En lo que va de mayo, el euro acumula un retroceso de 5.5% y analistas coinciden en que la caída pudiera ser mayor. En adelante, los mercados seguirán muy nerviosos y continuará el fly to quality en búsqueda de puertos seguros, ante lo cual el euro mantiene un piso entre 1.2420 y 1.2415 dólares hacia las siguientes semanas, donde debería frenar su caída un poco, destacó Padilla.

Un catalizador importante en el corto plazo serán las elecciones griegas del 17 de junio, ya que el tema de la banca española podría demorar varios meses en ser resuelto, agregó Orozco. En este sentido, de tener un mal resultado y perder el partido pro acuerdos europeos, Padilla no descartó que el euro caiga a zonas alrededor de 1.22 dólares.

IBEX-35 SIGUE A LA BAJA,? PERO WALL STREET AVANZA

La aversión al riesgo no se vio reflejada en las principales plazas bursátiles, salvo la española de nueva cuenta. El Ibex-35 se hundió 2.34%, mientras que en Grecia el ATG subió 1.9 por ciento. En Wall Street, el Dow Jones ganó 1.01%, el S&P 1.11% y el Nasadaq 1.18%, mientras que en México el IPC subió 1.3% a 38,126.85 puntos.

Los mercados accionarios registraron una jornada de alzas ante las señales de China sobre el apoyo a su economía y menor incertidumbre ante la última encuesta en Grecia (...), además de que se rumoró que el Banco Central Europeo podría apoyar a la banca en la región , informó Actinver.

ORO CAE 20 DÓLARES

DÓLAR FUERTE TIRA ?A COMMODITIES

Las materias primas frenaron el buen inicio de semana en medio de la fortaleza del dólar que devino luego de que se exacerbara la aversión al riesgo en torno de España tras un nuevo recorte crediticio, provocando retrocesos incluso para el oro, activo considerado refugio en momentos de volatilidad.

Los futuros del metal precioso perdieron 20.20 dólares o 1.3% a 1,551 dólares por onza en el mercado de materiales de Nueva York, presionado por el alza de 0.4% del dólar frente a sus seis principales contrapartes.

Entre los metales, el mayor perdedor fue la plata, al caer 2.1% a 27.79 dólares por onza, mientras que el cobre perdió en el mercado londinense 19 dólares a 7,670 dólares por tonelada.

En el mercado de energéticos, el movimiento fue menos agresivo y los futuros del WTI perdieron sólo 0.1% a 90.76 dólares por barril.