El director general de General Electric (GE), Larry Culp, invirtió casi 2 millones de dólares en la compra de 252,200 acciones de la multinacional, después de que ésta fuera acusada de ser “una estafa más grande que Enron” por el analista Harry Markopolos, quien denunció en su día el fraude piramidal de Bernie Madoff.

Según los registros de la Comisión del Mercado de Valores de EU, el directivo adquirió las acciones a 7.93 dólares cada una para un total de 252,200 papeles de la compañía, elevando su participación en la misma a 1.17 millones de títulos.

Las acciones de GE sufrieron el jueves pasado un duro correctivo al perder 11.29% de su cotización en Wall Street para cerrar en 8.01 dólares. No obstante, este viernes, las acciones del conglomerado industrial estadounidense recuperaron parte del terreno perdido, con un rebote de 9.74%, hasta 8.79 dólares.

En defensa de GE

Un día después de las acusaciones de Markopolos sobre la situación financiera de GE, varios analistas salieron en defensa del gigante industrial.

William Blair, analista de Nick Heymann, llamó las acusaciones de Markopolos como “falsas y altamente incorrectas por decir lo menos”.

Agregó que GE ya está siendo investigado desde el punto de vista regulatorio y le augura un buen futuro a la empresa bajo la dirección de Culp.

[email protected]