Los resultados de las bolsas de valores en el 2013 dejaron por los suelos los ánimos en los mercados emergentes y más aún en América Latina, refirió un análisis de Compass Investments.

Los especialistas explican que aunque los mercados desarrollados seguirían atrayendo flujos en el corto plazo y ello se reflejaría en el desempeño de sus centros bursátiles, existen señales alentadoras en cuanto a la divergencia entre el desempeño de las acciones de países desarrollados y emergentes .

La desaceleración de las utilidades corporativas en las economías emergentes habría tocado piso y los márgenes comenzarían a recuperarse y, por último, la dinámica en las fusiones y adquisiciones de empresas es positivamente elocuente. Asimismo, en el año concluido las monedas emergentes se depreciaron, en general, mientras que el dólar y el euro se apreciaron.

En el caso de México, sobresalió la operatividad, principalmente en el crecimiento del monto de emisión tanto de acciones, de instrumentos derivados, como de deuda corporativa.

Fondos. En montaña rusa

Haz clic en la imagen para ampliarla

[email protected]