Se dispara la presión sobre OHL tras publicar pérdidas millonarias ayer tras el cierre de mercado. La acción baja en torno a un 15% en la sesión de hoy, en la que ha llegado a perder el 26%, después de haberse dejado un 18% ayer. La empresa cotiza en mínimos, 0.55 euros, y apenas vale en Bolsa 178 millones de euros. En el año acumula pérdidas del 86%,y del 97% desde máximos.

Los malos resultados están detrás de estas ventas masivas. OHL anunció ayer una pérdida neta de 1,335 millones de euros tras sanear su cartera, frente a los 15.3 millones que registró de beneficio neto negativo 12 meses antes. La empresa ha registrado también pérdidas de explotación, al sanear proyectos de construcción con problema. Aunque la venta del negocio concesional ha permitido a la empresa reducir sustancialmente sus niveles de deuda, las dudas del mercado están lejos de estar resueltas.

La fuerte penalización de la compañía en Bolsa ha pillado a más de 20 fondos de inversión que tienen presencia en su capital. El vehículo más expuesto es el Santander Small Caps, el fondo de Bolsa española que mejor rentabilidad logró el año pasado y que este año registra una caída del 7.39 por ciento. El vehículo, con más de 1,200 millones de euros de patrimonio, tiene 15.9 millones invertidos en la constructora, un 1.31% de su cartera, según datos proporcionados por Finect. Participación que se ha reducido desde el 2.07% de su cartera a cierre de junio (26.2 millones de euros).

Exposición de 30.5 millones

El fondo gestionado por Lola Solana no es el único de Santander penalizado por la caída de OHL. Santander Acciones Españolas ostenta también una inversión en la constructora de 14.7 millones de euros (un 0.97% del peso de su cartera). En total, los dos vehículos suman una exposición de 30.6 millones. En tercera posición se sitúa el BBVA Bolsa, con un peso del 3.03% en su cartera y una inversión de 5.5 millones. La gestora del banco presidido por Francisco González tiene presencia en la compañía a través de otros dos vehículos: BBVA Bolsa Plus (2.3 millones) y BBVA Bolsa Euro (2 millones).

Sabadell, por su parte, está presente en su capital mediante el Sabadell España Dividendo, con una inversión de 4.3 millones. Le sigue el Ibercaja Small Caps (4.1 millones) y AzValor Iberia (3.8 millones).

Horos Value Internacional es el vehículo más expuesto a OHL, por peso en su cartera, un 3.21% —la empresa de la que tiene mayor exposición es Keck Seng Investment, con un 5%-, si bien su inversión se reduce a 0.9 millones de euros. El fondo gestiona un patrimonio de 28 millones y registra unas pérdidas del 10.4% en el año.

Deuda a precio de saldo

Pero las dudas de los inversores llegan, también, a la deuda. Los bonos de con vencimiento en 2023 cotizan al 60% del nominal, cuando hace dos meses cotizaban al 100 por ciento. Los que vencen en 2020 cotizan al 77% de su valor; esta semana empezaron en torno al 97 por ciento.

Las emisiones tienen una calificación financiera de B3 para Moody’s y B+ para Fitch, considerada por lo tanto “altamente especulativa”. Con todo, hasta el momento el mercado no veía un riesgo que parece haber aflorado con los resultados publicados por la constructora. Con todo, el inversor que crea en la capacidad de la empresa para devolver los préstamos tiene ante sí una oportunidad única: puede comprar esta deuda con un descuento de casi el 25%, y esperar menos de dos años al vencimiento.

Los analistas también han puesto en revisión sus perspectivas. El departamento de análisis de Bankinter ha rebajado la recomendación del valor desde neutral a vender tras unos resultados "muy débiles afectados por una nueva revisión al alza en los sobrecostes de los proyectos". Renta 4, por su parte, apunta que "reiteramos la prudencia en el valor a la espera de que la compañía vaya demostrando trimestre a trimestre esta mejora prevista". Ha rebajado el precio objetivo a 1,8 euros por acción, aún muy por encima del valor de mercado.