La fortaleza del dólar ha provocado minusvalías en las bolsas de valores más representativas de América Latina. Medidas en dólares, el S&P/BMV IPC, de la Bolsa Mexicana de Valores; el Merval, del Mercado de Valores de Buenos Aires, y el Bovespa, de la Bolsa de Brasil, presentan sus caídas más profundas desde, al menos, finales del 2016.

El impulso del dólar proviene de diversos factores. Una tasa de desempleo históricamente baja en Estados Unidos y una inflación por encima de 2% han generado incertidumbre de cuántas veces puede elevar la Reserva Federal (Fed) su tasa de interés este año; la disputa está entre tres o cuatro veces.

La debilidad de las monedas latinoamericanas también está presente. Tan sólo en México, la inseguridad en torno a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y las próximas elecciones presidenciales son consideradas como puntos de presión, dijo Ezequiel Quiroz, analista de La Venta Advisors.

Mayo, complejo para México

El S&P/BMV IPC, medido en dólares, presenta una baja de 9.86% en lo que va de mayo —retroceso mensual que no se veía desde noviembre del 2016— y una caída de 7.16% en lo que va del 2018.

El S&P/BMV IPC en dólares cerró en 2,332.09 puntos.

A la par del índice, el quinto mes del año no le ha caído bien al peso. La moneda mexicana tiene una depreciación de 4.30% frente a la divisa estadounidense. De cerrar en dichos niveles, marcaría su mayo más adverso desde el 2016.

Hasta el momento, México ha sido una mala inversión en dólares, dijo Quiroz.

A la presión del TLCAN y elecciones se suman temas como el incremento del riesgo país en México y una política monetaria más restrictiva por parte de la Fed, agregó Quiroz.

México es un punto intermedio entre las bajas del Merval y Bovespa; el índice argentino es el más castigado de la región.

América Latina

El Merval en dólares presenta una caída de 15.47% tan sólo en mayo; este miércoles se ubicó en 1,236.51 puntos. De cerrar el quinto mes con dicha minusvalía, sería el mes más adverso del Merval desde finales del 2015. En año, la baja es de 23.53 por ciento.

Una deuda amplia, elevadas tasas de interés y una inflación que no cede están pesando sobre el mercado argentino, dijo Quiroz.

El caso brasileño es menos drástico. En mayo, el Bovespa ha cedido en dólares 9.23% —su baja más pronunciada desde noviembre del 2016, aunque en lo que va del 2018 su retroceso es de 3.37 por ciento.

Buena parte de la atención del público se situará en lo que diga la Fed.

Ayer que se dieron a conocer sus minutas de la última reunión, se reveló que no pretenden acelerar el alza en la tasa.

“Las minutas de la Fed indicaron que pronto se daría un incremento en la tasa de interés y que hacia adelante seguirían un ritmo gradual”, dio a conocer Ve por Más en un análisis. (Con información de Mario Calixto)

[email protected]