El peso mexicano se aprecia contra el dólar estadounidense el miércoles. La moneda local amplía su apreciación gracias a un mayor apetito por el riesgo, que continúa al disminuir el nerviosismo por la variante Ómicron de Covid-19.

El tipo de cambio se ubica en el nivel de 20.9456 unidades por billete verde contra 21.0285 unidades en su cierre de ayer, con el dato del Banco de México (Banxico). Eso significa una apreciación de 8.29 centavos o de 0.39 por ciento.

El cruce opera en un rango entre un máximo de 21.0350 unidades y un mínimo de 20.8878 unidades (su mejor registro desde el 22 de noviembre). La paridad se había elevado el mes pasado, cuando se descubrió la nueva mutación.

 

Los inversionistas recuperaron rápidamente la confianza luego de que el responsable de las enfermedades infecciosas de Estados Unidos, Anthony Fauci, dijo el martes que la evidencia preliminar indica que Ómicron es menos grave.

No obstante, los mercados se mantienen atentos porque la información no es concluyente. Pfizer informó esta mañana que su vacuna contra Covid-19 es menos efectiva en Ómicron, pero tres dosis (una más) lograron neutralizarla.

En los indicadores económicos, los mercados esperan las relevantes cifras que se darán a conocer esta semana, como los datos de inflación de México y de Estados Unidos, que son generadores de apuestas en tasas de interés.

La próxima semana serán publicados los últimos anuncios de política monetaria en el año tanto de Estados Unidos como de México. Se espera que el Banxico suba sus tasas por la inflación que marcaría su peor nivel en 20 años.

jose.rivera@eleconomista.mx