El peso mexicano se deprecia ligeramente contra el dólar estadounidense. La moneda local retrocede, aunque presenta altibajos, luego de conocerse que la inflación local aceleró más de los esperado durante la primera mitad de septiembre.

El tipo de cambio se ubica en 20.0452 unidades contra un cierre oficial de 19.9800 unidades por dólar ayer, con el dato del Banco de México (Banxico). Esto significa una pérdida para el peso de 6.52 centavos, con variación de 0.33 por ciento.

 

El par se mueve en un rango entre un máximo de 20.1222 unidades y un mínimo de 19.9788 unidades. En tanto, el Índice Dólar (DXY), que compara a la divisa estadounidense con otras seis monedas referencia, cae -0.42% a 93.07 unidades.

El declive generalizado del dólar y el dato de la inflación local, que refuerza las expectativas de que el Banxico elevará su tasa de interés en su decisión de la próxima semana ayudan al peso, pero el soporte de 20 unidades se muestra fuerte.

En los primeros 15 días del septiembre, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) avanzó 0.42%, que ubica la tasa interanual en 5.87%, muy por encima de la meta del banco central, que elevó su tasa en agosto a 4.50 por ciento.

"El renovado aumento de la inflación general y subyacente en México en las dos primeras semanas de septiembre (...) asegura que Banxico continuará su ciclo de ajuste", dijo Nikhil Sanghani, analista de mercados de Capital Economics.

En cuanto al dólar, su retroceso se da después de que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos confirmó sus planes para comenzar a reducir su estímulo y en medio de un menor nerviosismo sobre la solvencia de Evergrande Group.

jose.rivera@eleconomista.mx