El peso mexicano retrocede contra el dólar estadounidense en la sesión de inicio de semana. La divisa local se deprecia ante un fortalecimiento generalizado del dólar que lleva la paridad a su peor nivel en lo que va de septiembre.

El tipo de cambio se ubica en 20.1444 unidades por dólar contra un cierre oficial de 20.0310 unidades ayer, con el dato del Banco de México (Banxico). Eso significa una pérdida de 11.34 centavos, con variación de 0.57 por ciento.

 

El cruce se mueve en un rango abierto entre un máximo de 20.2027 unidades (su mayor nivel desde la sesión del 30 de agosto) y un mínimo de 20.0149 unidades. El Índice Dólar (DXY) se fortalece 0.17% al nivel de 93.35 unidades.

El dólar, considerado refugio seguro en momentos de incertidumbre, gana terreno debido a la ola de aversión a los activos de riesgo (como divisas emergentes) por preocupaciones sobre el promotor inmobiliario chino Evergrande.

Evergrande busca conseguir fondos para pagar a sus numerosos acreedores, proveedores e inversionistas, y con 305,000 millones de dólares en pasivos, los reguladores advierten sobre riesgos para el sistema financiero chino.

El yuan, la divisa china, cayó a mínimos de tres semanas frente al dólar estadounidense, algo que golpea a monedas de países emergentes como la mexicana y en los precios de materias primas por una posible menor demanda.

"El dólar vuelve a ser demandado a medida que aumenta la preocupación por la situación de la endeudada promotora inmobiliaria china Evergrande, lo que pasa factura en lo que atañe al riesgo", dijo Monex Europe en un reporte.

Además, los mercados operan con cautela mientras esperan conocer el miércoles el anuncio de política monetaria de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, en especial indicios de un calendario de reducción de estímulos.

jose.rivera@eleconomista.mx