El peso mexicano terminó las operaciones de este jueves con una ligera ganancia contra el dolar estadounidense. Después de tres días con caídas consecutivas por el temor al avance de la variante Delta de Covid-19, la moneda local repuntó.

El tipo de cambio cerró en 20.1280 unidades por dólar, comparado con el cierre de 20.1880 unidades ayer, con datos oficiales del Banco de México (Banxico). Esto significó un avance de 6 centavos, o a una ligera variación de 0.30 por ciento.

El par se movió en un rango entre un máximo de 20.2237 unidades y un mínimo de 20.1095 unidades, semejante al de ayer. En tres jornadas con pérdidas, el peso había perdido 1.69%, desde un registro de 19.8520 unidades el viernes pasado.

 

Además de un ajuste en el precio tras la racha de pérdidas, la recuperación en el peso está relacionada con una reacción del mercado a cifras económicas locales, específicamente el dato de inflación quincenal presentado hoy por el Inegi.

El índice nacional de precios al consumidor avanzó a 5.75% desde un dato de 5.74% en la segunda mitad de junio, informó el instituto de estadística. Los analistas proyectaban una disminución a 5.65% en la inflación quincenal interanual.

Diversos expertos consideran que los recientes datos de inflación respaldarían un nuevo aumento en la tasa de interés de referencia del Banxico, que en su reunión más reciente decidió elevar en 25 puntos base su tasa de referencia.

"La autoridad monetaria demostró que actuará para tomar medidas drásticas contra una inflación por encima de su objetivo. Es probable que en su reunión de agosto se produzca otra subida", dijo Nikhil Sanghani, de Capital Economics.

jose.rivera@eleconomista.mx