El dólar spot interbancario terminó la jornada del viernes en 17.9070 pesos, lo que representó una ganancia de 0.94% o 16.60 centavos, hilando tres jornadas de alza, según datos de Banco de México.

En la primera semana del 2016 el dólar registró una ganancia de 4.04% o una alza de 69.50 centavos, según datos de Banco de México.

El peso cayó el viernes a un nuevo mínimo histórico, arrastrado por la persistente debilidad de los precios del petróleo y temores sobre el futuro de la economía china, que anularon el impacto en el mercado de dos subastas de dólares del banco central.

NOTICIA: Hacienda ve riesgo por la devaluación de la moneda china

Momentos antes llegó a hundirse a un mínimo histórico de 17.975 unidades, en línea con una caída de la mayoría de las divisas de la región, por algunas coberturas de posiciones en dólares, uno de los activos globales más seguros, según analistas e intermediarios.

En bancos de la Ciudad de México venden el dólar libre hasta en 18.20 pesos, sin variación respecto al inicio de la jornada de este viernes, y lo compran en un mínimo de 17.24 pesos.

Grupo Financiero Monex prevé que en el corto plazo la moneda mexicana experimente una corrección necesaria para revertir su tendencia alcista.

NOTICIA: Carstens ve sobrerreacción de mercados a China

Por tercera jornada consecutiva, el Banco de México (Banxico) asignó 200 millones de dólares mediante el mecanismo de subasta con precio mínimo para así proveer de liquidez al mercado cambiario.

"Está demasiado nervioso el mercado, ya ejecutaron las dos subastas y nada pasó", dijo telefónicamente un operador de una mesa de cambios en la occidental ciudad de Guadalajara. "Probablemente busque los 18 (pesos) si no hoy, tal vez las próximas sesiones", añadió.

La autoridad monetaria colocó por la mañana 400 millones de dólares a través de dos subastas con las que busca enfriar a la moneda, que en la primera semana del año acumula una caída del 4 por ciento.

NOTICIA: Banxico vende 400 mdd por segunda ocasión en el año

El jefe del Banco de México (central), Agustín Carstens, dijo que hay una sobre reacción en los mercados debido a la decisión de China del jueves de acelerar la devaluación del yuan, pero que más adelante podría haber espacio para una recuperación del peso.

El año pasado, el peso se depreció 16.71%, arrastrado también por la incertidumbre en torno al futuro de la política monetaria en Estados Unidos, que se sumó al declive de los precios internacionales del crudo, una de las principales fuentes de divisas de México.

Con información de Reuters y Notimex

frm