Analistas financieros consideran que la recuperación del sector de autoservicio será más lenta de lo esperado, pues las cadenas que conforman el segmento tendrán que hacer frente a nuevos impuestos. Dicha situación, afirman, les pegará directamente en sus resultados.

Para Accival Casa de Bolsa, después de la fuerte desaceleración anual del crecimiento de las ventas mismas tiendas de Oxxo el año pasado (2.5% estimado en el 2013 vs un promedio de 7% entre el 2010 y el 2012), la recuperación de FEMSA será deslucida. El crecimiento de Oxxo este año será cercano a 3.5 por ciento.

Agrega que el crecimiento orgánico del EBITDA (ingresos antes de intereses, impuestos, apreciaciones y depreciaciones) de Oxxo este año será de 12.1% vs 11.8% proyectado en el 2013. Esto se compara con un crecimiento orgánico estimado de 10.7% de Coca-Cola FEMSA en el 2014, un alza frente a la pequeña caída del crecimiento orgánico estimado en el 2013.

Accival indica que 28% de las ventas de Oxxo se verá impactado por los nuevos impuestos. Las embotelladoras deberán pagar el nuevo impuesto de 1 peso por litro. Sin embargo, Oxxo tendrá que pagar también el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios sobre los alimentos de alto contenido calórico.

Accival espera que los aumentos de precios históricos (entre 8 y 10% por encima de la inflación), tanto en las bebidas azucaradas como en los alimentos, impacten al tráfico este año.

Para los especialistas, el principal problema al que se deberá enfrentar Chedraui este año será al pago de impuestos, pues de las cadenas de tiendas de autoservicios será la que mayor tasa efectiva de impuestos tendrá, pasando de 22 a 32 por ciento. Esta cifra rebasó al estimado de Accival, que calculaba una tasa efectiva de impuestos de 26% para esta cadena veracruzana.

Según Accival, si la generación de flujo de efectivo se deteriora lo suficiente, Chedraui podría convertirse en un atractivo blanco de adquisición para otra compañía del sector, nacional o internacional. Si se materializara una oferta, la acción podría subir.

Comercial Mexicana ha mejorado su situación financiera, pero aún no ha pasado el peligro, advierte Accival.

Ante ello, si sus competidores ponen en marcha rápidos programas de expansión o si realizan fuertes inversiones en políticas de precios, Comerci se verá fuertemente presionada para seguir sus pasos, con consecuencias negativas para sus márgenes o su participación de mercado.

Si el impacto en la compañía de cualquiera de estos factores es mayor (o menor) del esperado por Accival, la acción podría no alcanzar su precio objetivo proyectado de 54.80 pesos por acción para finales del 2014. Ayer cerró en 50 pesos.

[email protected]