La cadena de tiendas de autoservicio Soriana, la segunda mayor del país, reportó el jueves un caída de 46% interanual en su utilidad neta del cuarto trimestre del año pasado, golpeada por menores ventas y mayores impuestos.

Soriana detalló que su ganancia fue de 565 millones de pesos (43 millones de dólares), mientras que sus ingresos cayeron 1.7%, en medio de un débil ambiente de consumo.

La minorista no detalló el desempeño de sus ventas a tiendas iguales las de aquellas con más de un año en operación para el trimestre, pero dijo que para todo el 2013 cayeron 2.2 por ciento.

Pero menores costos y eficiencias le permitieron una expansión de 40 puntos base en su margen de ganancias antes intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA), que no estuvo inmediatamente disponible en el reporte.

Los impuestos a la utilidad ascendieron a 1,087 millones de pesos en el trimestre, casi el doble en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Este incremento está fuertemente influido por el reconocimiento de un mayor impuesto diferido en el cuarto trimestre del 2013, derivado de la aplicación de lo establecido en la nueva reforma fiscal , explicó la compañía en un comunicado.

MENOS DEUDA

La empresa destacó la reducción de 80% en su deuda neta durante el 2013, cuyo costo es de 282 millones de pesos, en contraste con un importe de 1,409 millones al cierre del ejercicio anterior.

Durante el cuarto trimestre, Soriana continuó con su plan de crecimiento a través de la apertura de 21 nuevas tiendas, con lo que logró poner en marcha 53 unidades en el año (tres Soriana Híper, ocho Mercados Soriana, 19 Soriana Súper y 23 Soriana Express).

Las acciones de Soriana cayeron 1.76% en la Bolsa mexicana, a 37.14 pesos, después del reporte.