Los precios del cobre subieron el martes beneficiados por un retroceso del dólar, pero el avance fue limitado por datos comerciales de China que alimentaron temores sobre el crecimiento de la demanda en el principal consumidor del metal.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres cerró con un alza de 0.7%, a 4,587 dólares por tonelada. Las exportaciones chinas cayeron más de lo esperado en noviembre respecto del año anterior, su quinto mes seguido a la baja, mientras que las importaciones disminuyeron 8.7%, su decimotercera caída consecutiva.

Las importaciones chinas de cobre crecieron el mes pasado 10% en comparación a noviembre del 2014, en parte porque el precio del metal tocó mínimos de seis años y medio a 4,443.50 dólares por tonelada y alentó compras de oportunidad pese a una menor demanda.

Las pistas sobre la demanda china de metales industriales provendrán de los datos de inversión y producción industrial que se difundirán el sábado.