Los perros y los gatos están resueltos a llevar su milenaria rivalidad a la red. Las publicaciones de gatos en internet producen cuatro veces más tráfico que las de los cánidos. CryptoKitties es un popular juego que echa mano de blockchain para embelesar a los humanos con el encanto de los felinos con cargo a las wallets de criptomonedas. Toda vez que la batalla del tráfico parece perdida, los perros han decidido que será en blockchain donde darán pelea a los felinos, con la criptomoneda Dogecoin.

Hacer una apertura de nota trivial y con falta de seriedad financiera pareciera poco profesional, pero una vez que se sabe que Dogecoin inició como una broma, puede entenderse la informalidad. Pero Dogecoin es una broma que en la actualidad tiene una capitalización de mercado de 905 millones de dólares. Un poco lejos del Bitcoin, el DOGE —nombre del token de Dogecoin— se cotiza en 0.0080 dólares por unidad; el bitcoin se cotiza en los 11,571 dólares por unidad. Esto se debe a una de las diferencias entre ambas criptomonedas: la emisión de DOGE alcanzó su máximo en el 2015, y actualmente hay 100,000 millones de unidades; el límite de bitcoins se fijó en 21 millones de unidades, y se alcanzará hasta el año 2140.

La gran diferencia de cotización se debe a que hay un mayor número de DOGEs que de bitcoins, lo que obedece al diseño de sus creadores, con lo que esperaban evitar la especulación y promover la circulación de la criptodivisa.

Dogecoin fue creada en el 2013 por el programador Billy Markus, que buscaba crear una criptodivisa que pudiera llegar a un grupo demográfico más amplio que el de Bitcoin, que por esas fechas estaba además muy relacionada con transacciones en el mercado negro. Fue un amigo de Markus, Jackson Palmer, un trabajador del departamento de marketing de Adobe Systems, el que tomó el meme de Doge, una foto de un perro de la raza Shiba Inu muy popular en el 2013, como imagen de la criptomoneda, a modo de burla a la fiebre de criptomonedas que se desató por esas fechas.

Como todas las altcoins, Dogecoin ofrece mejoras con respecto al Bitcoin. Similar en gran medida a Litecoin, la Dogecoin integra las nuevas transacciones al blockchain en 60 segundos, mientras que Bitcoin requiere 10 minutos para la misma operación. Para realizar el minado, Dogecoin usa la función scrypt en su algoritmo de prueba de trabajo, y los problemas pueden ser resueltos por equipos de bajas prestaciones. La implementación de scrypt también evita que los equipos usados para minería de bitcoin sean usados para minar más rápido el DOGE.

Con estas cualidades, Dogecoin alcanzó pronto gran popularidad, y cuenta con una gran base de usuarios en redes sociales como Reddit y Twitter. Es una práctica común en foros de estas comunidades premiar con DOGEs publicaciones ingeniosas. Es tan común y extendido su uso, que registra un promedio de 40,000 transacciones diarias, cifra sólo superada por Bitcoin. Las comisiones por transacción son también muy bajas gracias a su baja cotización, ventaja que en conjunto con las demás ya descritas, colocan al Dogecoin entre las 10 criptomonedas más populares a nivel mundial.

Su baja cotización la hace ideal para usar en transacciones que involucran montos pequeños. Con una fuerte base en las comunidades digitales, se ha usado para fondear proyectos de caracter altruista, como cuando en el 2014 se reunieron 55,000 dólares en DOGEs para donarlos al piloto retirado de NASCAR Josh Wise. Otros 25,000 dólares en DOGEs fueron reunidos para apoyar a un equipo olímpico jamaicano, y la comunidad también ha financiado proyectos de agua en Kenia.

Dogecoin cobró notoriedad el primer fin de semana de enero de este año, cuando su capitalización llegó a los 1,928 millones de dólares, luego de que su cotización se elevó en diciembre del 2017, arrastrada por la fiebre de criptomonedas en el mundo Desde entonces, Dogecoin ha tenido una fuerte caída, ya que el 16 de enero registró una capitalización de mercado que apenas alcanzaba los 1,200 millones de dólares. La fuerte fluctuación llevó al Dogecoin a bajar de los 1,000 millones de dólares para este jueves. El proyecto que inició como ánimo paródico, ahora tiene preocupados a sus creadores.  Una declaración de Palmer, recogida por la BBC, lo muestra poco entusiasta con la atención recibida por la criptomoneda de su creación. "El hecho de que la mayoría de las conversaciones en los medios y entre individuos se centren en el potencial inversor es preocupante", dijo el excolaborador de Adobe, mostrando poco interés en hacerse rico con la broma. Sólo los perros sonríen, que hasta ahora, le han ganado la jugada a los gatos, pues... ¿alguien ha creado una criptomoneda exitosa con la imagen de un felino?

erp