Las ventas de Kimberly-Clark en el 2019 fueron de 43,500 millones de pesos, esto es 6% más que los 41,026 millones de pesos del 2018.

Su utilidad neta fue de 5,156 millones de pesos entre enero y diciembre del 2019, esto es 22% más comparado con los 4,227 millones de pesos del mismo periodo del 2018.

En cuanto al flujo operativo (EBITDA) del 2019, este ascendió a 10,943 millones de pesos, esto es 20.6% más que los 9,070 millones de pesos del año anterior.

Las ventas del cuarto trimestre de la empresa fabricante de productos de  cuidado personal fueron de 10,800 millones de pesos, un crecimiento de 5% con el mismo periodo del 2018.

El EBITDA del periodo fue de 2,900 millones de pesos, con un margen de 27.3%, aumentando 190 puntos base en comparación con el trimestre anterior.

Por su parte, los gastos de operación del cuarto trimestre de Kimberly-Clark de México aumentaron 5% y representaron 16.5% de las ventas, mientras que la utilidad de operación se incrementó en 41% con un margen de 23%, una mejora secuencial de 230 puntos base.

La deuda neta al 31 de diciembre del 2019 fue de 15,300 millones de pesos  comparada con los 15,400 millones de pesos al 31 de diciembre del 2018.

[email protected]