La demanda agregada vio una notable desaceleración hacia el cierre del año pasado, tanto para la interna como la externa, según revelaron cifras de INEGI. No obstante, y pese a que se estima que la tendencia prevalecerá este año, especialistas destacan que seguirá siendo el sector interno el que soporte el crecimiento económico en México.

La oferta y demanda agregadas se incrementaron en 0.4% en los últimos tres meses del 2011 respecto del trimestre previo, reflejando su peor desempeño para un periodo similar desde el tercer trimestre del 2010, cuando se observó una contracción de 0.18 por ciento. En su interior, el consumo privado creció 0.61% y el de gobierno 0.89%, mientras que las exportaciones lo hicieron a una tasa de 0.04 por ciento.

Para el caso del consumo privado, el magro crecimiento fue el más bajo para los últimos tres meses de un año desde que en el 2008 se contrajera en 1.84%; mientras que lo mismo se observó para las exportaciones que entre septiembre y diciembre del 2008 se contrajeron 9.2% respecto a los tres meses previos.

Ciertamente ha habido una desaceleración en la actividad económica desde el segundo trimestre del 2010, pero no es un foco de alerta , comentó Janneth Quiroz, economista senior de Ve por Más Casa de Bolsa.

La demanda agregada vio una paulatina desaceleración a lo largo del año, a tono con el comportamiento de la economía global. Sin embargo, aún con ello, en términos anuales las cifras no fueron del todo negativas. En el cuarto trimestre del 2011 la demanda y oferta subieron 3.9% respecto del 2010. Del lado de la oferta, el PIB creció 3.7% y las importaciones, 4.4 por ciento.

De acuerdo con Óscar Jiménez, analista económico de Banco Multiva, pese a que hubo una desaceleración, esto no implicó que haya sido la demanda interna la que soportó el crecimiento, dado que la demanda externa tuvo una desaceleración aún mayor.

Para todo el 2011, el consumo privado subió 4.6%, una tasa apenas inferior a 5.3% del 2010, mientras que las exportaciones se expandieron 6.7%, tras haber crecido 21.7% el año previo. El consumo privado contribuyó con 3.1 puntos porcentuales al crecimiento del PIB, según reveló el INEGI y 47.8% de la demanda global sólo al cuarto trimestre.

La demanda interna podría mantener soportando a la economía nacional en tanto habrá factores coyunturales. Observamos un buen panorama sobre el consumo para este año, dijo Quiroz, recordando que éste será un año electoral y se estima que el gasto suba apoyado en el gasto de gobierno y la culminación de algunos proyectos.

Para Óscar Jiménez, analista económico de Banco Multiva, el crecimiento del empleo formal e informal y el crédito al consumo serán clave para que haya un mayor consumo a lo largo del año. Jiménez advirtió que el consumo privado podría crecer alrededor de 4% y las exportaciones tal vez a un menor ritmo. Para Quiroz, tanto la demanda interna como externa irían de la mano, siempre y cuando continúe la recuperación de la economía estadounidense.

EN NÚMEROS

La actividad económica

0.61% creció el consumo interno en los últimos tres meses del año pasado, de acuerdo con el reporte del INEGI.

0.89% repuntaron las adquisiciones del gobierno en el último trimestre del 2011, de acuerdo con lo reportado.

0.04% fue el magro repunte las ventas de mercancía mexicana a otros países, de acuerdo con el instituto.

4% esperan los analistas económicos que crezca el consumo interno en el país en el presente año.