Los precios del cobre tocaron el miércoles su mayor nivel desde noviembre del 2014, mientras que el zinc escaló a máximos en casi una década, en medio de fuertes alzas en los metales industriales que desataron una ola de compras técnicas y especulativas.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) cerró la sesión con un alza de 2.4%, a 6,532 dólares por tonelada, tras tocar 6,576.50 dólares, su máximo nivel desde noviembre del 2014. Previamente en la sesión, marcó un avance de 3 por ciento.

Los fondos que buscan oportunidades están comprando; disparó las alzas de los precios , dijo un operador en Londres, aunque advirtió que las ventas de productores estaban limitando el incremento.

El avance del mercado de metales básicos se vio apuntalado por expectativas de una robusta demanda global y suministros más ajustados, pero los niveles actuales siguen estando demasiado elevados para los fundamentos de la industria, según Jens Pedersen, analista de Danske Bank.

Los precios del zinc escalaron 5.4%, a 3,119 dólares por tonelada, su mayor alza desde noviembre, operando por encima del umbral de 3,000 dólares por primera vez desde octubre del 2007.

El metal, que se usa para galvanizar al acero, se está beneficiando del desarrollo chino en infraestructura y de un alza de los precios del propio acero debido a recortes en la capacidad, dijo Daniel Hynes, analista de ANZ en Sidney.

El sólido crecimiento en China, el mayor consumidor mundial de metales básicos, mostró señales de ralentizarse en julio, pero un dato del sector de vivienda resultó inesperadamente robusto, mientras que el Fondo Monetario Internacional decidió elevar sus proyecciones de expansión promedio para la economía del país en el periodo 2018-2020.

En tanto, el aluminio a tres meses en la LME subió 2.2%, a 2,094 dólares por tonelada, después de haber tocado 2,104.50 dólares, su cota más elevada desde septiembre del 2014.