LONDRES.- El cobre subió el viernes por un retroceso del dólar frente al vapuleado euro, aunque la recuperación lucía débil ya que seguía el temor por la crisis de la deuda europea y los operadores consideraban las importaciones más débiles de China.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres terminó a 6,845 dólares la tonelada frente a un cierre de 6,610 dólares del jueves. Más temprano alcanzó los 6,882 dólares, su mayor nivel desde el lunes y un alza de más de un 4% en el día.

En Estados Unidos, el cobre para entrega en julio escaló 11.65 centavos, o cerca de 4%, para finalizar a 3.0610 dólares por libra en la división de metales COMEX de la Bolsa Mercantil de Nueva York.

Desde fines de abril, el metal usado en electricidad y construcción acumula una contracción de 8 por ciento.

"Hoy el dólar está un poco más débil y eso ayuda (a los precios), pero la percepción sigue pareciendo negativa (...) sólo hay interés en coberturas de corto plazo, no hay nuevas posiciones largas entrando al mercado", dijo Randy North, operador de RBC Capital Markets.

El euro subió contra el dólar a medida que los inversionistas que habían apostado a nuevas caídas de la moneda compraban euros para evitar pérdidas en caso de una intervención cambiaria.

La debilidad del dólar hace que los metales sean más baratos para los inversores de afuera de Estados Unidos.

Pero los mercados en general seguían volátiles por la falta de resolución de la crisis de la deuda de la zona euro, que ha perjudicado al panorama para la demanda de materias primas en Europa.

Alemania aprobó el viernes su contribución al blindaje de 1 billón de dólares para las naciones de la zona euro con problemas de deuda.

Pero en España se planteaba la posibilidad de una nueva fuente de inestabilidad, tras unos reportes de que un sindicato importante dijo que probablemente tratará de convocar una huelga general en protesta contra la política económica del gobierno.

Grecia ya enfrenta desde hace algún tiempo manifestaciones callejeras contra las medidas de austeridad para controlar la deuda del país.

El cobre acumula una reducción también de 10% desde el inicio del año, muy leve comparada con el enorme incremento de 140% que registró en todo el 2009, cuando la demanda china estaba en pleno auge.

Pero China está ajustando su política monetaria para moderar el fuerte ritmo de expansión, y los inversionistas temen que esto también perjudique a la demanda en algún momento.

El viernes, unos datos mostraron que las importaciones chinas de cobre refinado se contrajeron 8.1% en abril. El mes anterior, las importaciones chinas habían subido un 52,9 por ciento.

Entre otros metales básicos, el aluminio finalizó a 2,055 dólares desde 1,991; el zinc a 1.894 dólares desde 1.875; el plomo a 1,811 desde 1.745; el estaño a 17,600 dólares desde 17.395 y el níquel terminó a 21,350 dólares desde 21,200.