El cobre subió el lunes, impulsado por la debilidad del dólar y esperanzas de que el flamante presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cumpla con su promesa de impulsar el gasto en infraestructura en la mayor economía del mundo.

En su discurso inaugural el viernes, Trump afirmó que su gobierno construirá nuevas calles y carreteras, y puentes y aeropuertos, y túneles y ferrovías en toda nuestra maravillosa nación .

Pero no dio detalles ni mencionó los planes de desembolsar un billón de dólares en un período de 10 años que fueron parte de su campaña electoral.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres subió 0.8%, a 5,795 dólares por tonelada. El metal ha subido 14% desde que Trump ganó la elección del 8 de noviembre con sus promesas de reducir los impuestos e impulsar el gasto.

Lo que está ayudando al cobre es claramente un dólar más débil y esperanzas de que tendremos recortes impositivos, gasto fiscal y gasto en infraestructura en Estados Unidos , dijo el analista de Société Générale, Robin Bhar. Los primeros 100 días de esta Presidencia serán críticos , agregó.

El dólar se depreció ampliamente el lunes después de que Trump dejó entrever una postura proteccionista en su discurso inaugural, minando parte del optimismo por la economía de Estados Unidos.

En tanto, se descuenta que los feriados por el Año Nuevo Lunar chino, que comenzará el 27 de enero, reducirán la demanda de metales este mes debido al cierre de fábricas, a veces hasta por dos o tres semanas.

El níquel subió 0.2%, a 9,175 dólares la tonelada, recuperando algo de terreno tras caer más de 7% la semana pasada después de que Indonesia levantó una prohibición sobre exportaciones de mineral de bauxita y de níquel.

El zinc subió 0.8%, a 2,790 dólares por tonelada, mientras que el plomo ganó 2.1%, a 2,357 dólares por tonelada.

El aluminio subió 0.2%, a 1,849.50 dólares por tonelada tras tocar máximos desde mayo del 2015 y el estaño bajó 0.4%, a 20,125 dólares por tonelada.