Los precios del cobre cayeron el jueves por un repunte del dólar y tomas de ganancias tras el avance del metal en la sesión anterior, pero la preocupación por los riesgos para el suministro mantuvo sostenido al mercado.

Los trabajadores sindicalizados de la mina Escondida en Chile, el mayor yacimiento de cobre del mundo, iniciaron el jueves una huelga legal que, advierten, será una de las mayores movilizaciones de los últimos tiempos en el país.

En tanto, Freeport-McMoRan Inc anunció que reducirá su producción en el yacimiento Grasberg en Indonesia el segundo más grande del mundo , ya que enfrenta un paro de los trabajadores de la fundición y problemas para renovar los permisos de exportaciones.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres perdió 1.2% a 5,822 dólares por tonelada tras el salto de 1.7% del miércoles.

La fortaleza del dólar contribuyó a bajar los precios del cobre. La moneda ganó más de 1% contra el yen luego que el presidente estadounidense, Donald Trump, dijera que haría un anuncio relacionado con temas impositivos en las próximas semanas.

El metal rojo llegó a los 6,007 dólares la tonelada el 1 de febrero, su precio más alto desde el 28 de noviembre. Desde las elecciones presidenciales en Estados Unidos, en noviembre, el cobre ha ganado 12%, en parte, por la expectativa de un mayor gasto en infraestructura en ese país.

Los operadores esperan que la publicación el viernes de indicadores de China de comercio e inflación entreguen señales sobre la salud de la segunda economía mundial.

Entre otros metales básicos, el aluminio ganó 0.1% a 1,850 dólares la tonelada, mientras que el zinc perdió 0.6% a 2,830 dólares la tonelada y el plomo bajó 2.2% a 2,335.50 dólares la tonelada.