El cobre retrocedió el lunes más de 1%, alejándose más del máximo de dos meses alcanzado la semana pasada, debido a que se sigue disipando el optimismo sobre la capacidad del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de impulsar el crecimiento económico.

Las acciones europeas cayeron más de 1% y Wall Street también retrocedió, debido a que las restricciones a la inmigración en Estados Unidos volvían a poner de manifiesto los riesgos del proteccionismo de Trump.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres retrocedió 1.4%, a 5,820 dólares por tonelada, tras tocar el jueves 5,981.50 dólares, un máximo desde el 28 de noviembre.

Los movimientos de los metales estaban congelados en las operaciones asiáticas debido a que el feriado de una semana por el año nuevo lunar chino restaba liquidez y dirección a los mercados.

La escalada del cobre hacia los 6,000 dólares por tonelada la semana pasada fue respaldada por una reducción de los inventarios en Londres este año. Las existencias de cobre en Londres bajaron en otras 1,625 toneladas el viernes, a su menor nivel desde comienzos de diciembre.

Entre otros metales industriales, el níquel subió 2.1% a 9,585 dólares por tonelada, un repunte tras tocar el jueves un mínimo en casi seis meses de 9,350 dólares por tonelada. El metal aún acumula una baja de 3% en lo que va del año después de que Indonesia alivió una prohibición sobre exportaciones de bauxita y níquel.

El plomo, el metal básico de mejor desempeño este año, avanzó 2.3%, a 2,342 dólares por tonelada, mientras que el zinc subió 0.5%, a 2,777 dólares por tonelada.

El aluminio cayó 0.8% a 1,802 dólares por tonelada, mientras que el estaño bajó 1.3% a 19,675 dólares por tonelada.