Los precios del metal rojo cayeron el martes a su nivel más bajo en un mes debido a que grandes volúmenes en sus inventarios hacían temer de un abundante suministro, pese a paralizaciones en importantes yacimientos.

El cobre a tres meses en la LME cerró con un descenso de 1.5% a 5,773 dólares la tonelada, su precio más bajo desde el 6 de febrero, luego del descenso de 1% en la sesión del lunes.

Los inventarios de cobre visibles en los almacenes registrados ante la Bolsa de Metales de Londres -aquellos no marcados para embarque y disponibles para los inversores- han aumentado 74% esta semana, tras ingresos mayormente a depósitos de Asia, según datos de la LME.

El viernes la acumulación semanal de 23,974 toneladas en las existencias de la Bolsa de Futuros de Shanghai llevó al total en inventarios a poco menos de 320,000 toneladas, la cifra más alta desde abril.