El centenario tuvo un 2017 adverso. La moneda de oro mexicana presenta una minusvalía de 3.23% en el año.

Este viernes, el precio del centenario cerró en 30,000 pesos a la venta en sucursales de Citibanamex; el año lo inició en 31,000 pesos.

La moneda tiene un peso de 1.2 onzas con una pureza de 0.900 (de cada 1,000 partes, 900 son de oro).

El descenso del metal dorado mexicano se explica por dos factores: un tipo de cambio más estable y una presión sobre el oro a nivel internacional, al menos en la segunda mitad del año.

El peso se apreció de niveles cercanos a 22 pesos por dólar —en enero— hasta los 19.1375 en los que cerró el viernes en su cotización interbancaria.

Los precios del oro a nivel internacional —al contado y futuros— se vieron presionados en el segundo semestre del 2017. Aunque logró alejarse de su piso de 1,000 dólares por onza, no logró mantener su techo de 1,300 dólares. El activo de refugio se ubicaba el viernes en 1,255 dólares por onza.

Ambos factores —tipo de cambio y el oro a nivel internacional— determinan el precio del centenario, ha explicado con anterioridad Guillermo Barba, editor de Top Money Report, boletín privado de inversiones, quien pronosticó un precio del metal mexicano de 30,000 pesos para finales del 2017.

tiempos mejores

Pese a la minusvalía que presenta el centenario, su panorama no es del todo desfavorable.

Eventos como la renegociación del Tratado de Libre Comercio del Norte y las elecciones presidenciales en julio pueden provocar incertidumbre entre los inversionista, algo que beneficia al metal.

Por otro lado, las posibles alzas de tasas de la Reserva Federal —los miembros del Comité Abierto prevén tres aumentos en el 2018— pueden presionar al oro aunque también provocaría una depreciación del peso ante el dólar.