McDonald’s reportó ventas trimestrales más débiles a lo esperado, ante una menor concurrencia de clientes a sus restaurantes, debido, en parte, al duro clima invernal en Estados Unidos.

La cadena de comida rápida también reportó un declive de 0.1% en sus ventas globales en restaurantes establecidos, en el cuarto trimestre que terminó el 31 de diciembre.

Las acciones de McDonald’s cayeron casi 1% en la Bolsa de Valores de Nueva York.

La cadena de restaurantes más grande del mundo por ingresos ha registrado cinco trimestres consecutivos de ventas decepcionantes.

McDonald’s informó en octubre que la debilidad en las ventas comparables continuaría en el cuarto trimestre en medio de la dura competencia y la débil recuperación económica.

A medida que comenzamos el 2014, se espera que las ventas globales comparables en el mes de enero se mantengan relativamente sin cambios , dijo el presidente ejecutivo, Don Thompson.

Los esfuerzos de Thompson en los cerca de 18 meses desde que asumió el cargo no han rendido frutos, generando preocupaciones de que los problemas de McDonald’s se deben a factores internos y no externos.

La compañía reportó una ganancia de 1,400 millones de dólares.

El ingreso total aumentó 2% a 7,090 millones de dólares.

Las ventas globales en locales abiertos al menos por 13 meses cayeron 0.1% en el trimestre. Analistas habían estimado en promedio un alza de 0.5 por ciento.

Las ventas comparables en Estados Unidos cayeron 1.4%, mientras que las de Europa subieron 1 por ciento. En Asia-Pacífico, Oriente Medio y África (APMEA), las ventas bajaron 2.4 por ciento.