La participación accionaria de Berkshire Hathaway en Snowflake aumentó en más de 800 millones de dólares el primer día de cotización pública de la compañía de software el miércoles.

La empresa de  cómputo en la nube vio gran interés de los inversionistas después de fijar el precio de la mayor Oferta Pública Inicial del segmento de software. También ha sido la oferta más grande de Wall Street este año.

El holding de Warren Buffett tenía acciones de Snowflake por 730 millones de dólares al comienzo del miércoles. En su primer día de operaciones después de su OPI de 3,400 millones de dólares, Snowflake cerró 111% más alto que su precio de salida de 120 dólares por acción.

La posición de Berkshire incluía 250 millones de dólares en acciones de Snowflake compradas a su precio de OPI. El resto de la participación consistía en acciones compradas a otro accionista al precio de debut.

Basando las ganancias de Buffett en el precio de la OPI de Snowflake, las ganancias del inversionista superaron los 800 millones de dólares, ya que su participación se disparó a 1,550 millones de dólares al cierre del mercado del miércoles. La participación de Berkshire en la OPI de Snowflake es anómala. Buffett generalmente se abstiene de apostar a lo grande en las OPI y no había invertido en una empresa estadounidense que acababa de cotizar en bolsa desde el debut de Ford en 1956.

El multimillonario condenó anteriormente la exageración que rodea a las OPI modernas, diciendo que las esperanzas de hacerse rico rápidamente pueden distraer a los inversionistas de la práctica.

El capitalista de riesgo Bill Gurley hizo un comentario similar después del debut de Snowflake.

“Los inversionistas asignados, aquellos con acceso temprano a una OPI que pueden comprar al precio de oferta de la empresa, obtuvieron 4,300 millones de dólares con el aumento de un solo día”.

termometro.economico@eleconomista.mx