Brasil está considerando la creación de instrumentos financieros que permitan que fondos internacionales de inversión y de pensiones mitiguen riesgos cuando inviertan en valores respaldados por proyectos de infraestructura, declaró a Reuters el viceministro de Planificación del país.

Dyogo Oliveira dijo que el Gobierno brasileño trabaja con el Banco Mundial y con el Banco Interamericano de Desarrollo para contar con instrumentos, como un fondo de garantías que esté respaldado por varios participantes del mercado.

"Vi interés en los inversionistas institucionales que hasta ahora no han participado mucho en infraestructura en Brasil", dijo Oliveira, que la semana pasada lideró una gira de Gobierno en Nueva York, Londres, Madrid y Franckfort para atraer posibles inversionistas. "No quieren meterse en riesgos políticos extraordinarios y quieren algún tipo de protección".

Oliveira dijo que los riesgos podrían incluir eventos como protestas, que podrían afectar el retorno de esos proyectos y finalmente el pago de los bonos de infraestructura.

Los principales fondos de pensiones de Brasil están reduciendo sus inversiones en infraestructura, optando por tomar bonos de Gobierno que ofrecen intereses más altos con un riesgo menor.

Muchos inversionistas extranjeros temen que Brasil se esté preparando para su recesión más larga desde la década de 1930. Para este año se proyecta una contracción mayor al 3% y de casi un 1% en 2016.

Oliveira dijo que los inversionistas extranjeros con visión de largo plazo quieren poner su dinero en Brasil pese a la incertidumbre actual.

"No hay duda de que la economía se va a recuperar", aseguró Oliveira. "Los inversionistas mostraron mucha confianza en la economía y van a seguir invirtiendo aquí".

[email protected]