Los bonos de Petróleos Mexicanos (Pemex) con vencimiento en el 2031 parecen celebrar el anuncio de la nueva inyección de capital por 3,500 millones de dólares, difundida el lunes por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Desde el anuncio los títulos de deuda de la empresa productiva del Estado, con vencimiento en el 2031, han subido un 1.02% o cerca de un dólar en la Bolsa de Luxemburgo, ubicándose a un precio de 96.47 dólares.

Con la nueva inyección de capital, Pemex planea recomprar deuda y con la nueva emisión de bonos por 1,000 millones de pesos busca mejorar su perfil de financiamiento.

La empresa regresó el martes al mercado internacional de bonos con una emisión por la que recibió 1,000 millones de dólares, con vencimiento a 10 años y con un interés de 6.7%, recibiendo una sobredemanda de 5,000 millones de dólares, según datos de Refinitiv.

Pemex es la petrolera más endeudada del mundo, carga con una deuda financiera de 113,000 millones de dólares y enfrenta vencimientos anuales consecutivos hasta el 2031.

El próximo año, según información de la petrolera mexicana, debe amortizar 6,100 millones de dólares y para el 2023 otros 7,300 millones de dólares. En 2024 sus vencimientos suman 9,100 millones de dólares.

Ayudará

Según la calificadora Moody’s, el apoyo que está recibiendo Pemex le ayudará a reducir su deuda en unos 20,000 millones de dólares entre 2021 y 2023.

"El apoyo del gobierno permitirá a Pemex reducir su deuda en 2021 y en 2023 en alrededor de 20,000 millones de dólares, lo que equivale a la deuda de largo plazo que vence en el periodo", indicó Moody’s en el comunicado.

La calificadora consideró que la recompra de bonos e inyección de capital son "positivas desde el punto de vista crediticio" porque reducen el riesgo de endeudamiento y refinanciamiento.

Incluso, Pemex informó el lunes que le dará a sus tenedores de bonos en dólares la opción de intercambiar los que vencen entre el 2024 y 2030 por nuevos bonos a 10 años y efectivo. Mientras buscará recomprar los de vencimiento en 2044 y 2060.

Sobre la emisión, Moody’s consideró que las notas se benefician de la garantía que les proporciona Pemex Exploración y Producción, Pemex Transformación Industrial, y Pemex Logística, que garantizan todas sus notas en circulación.

“Esperamos que Pemex utilice los recursos netos para el plan de refinanciamiento de deuda que anunció recientemente que incluye ofertas de canje y recompra por varias notas senior no garantizadas en circulación (...) No esperamos que la nueva emisión incremente la deuda neta de Pemex”, indicó.

judith.santiago@eleconomista.mx